Golpean a Sergio Pampa representante de Adepcoca en Los Yungas; acusan al MAS por las agresiones

5

El representante de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Sergio Pampa, fue golpeado este sábado durante una reunión en el municipio de Coripata, provincia Nor Yungas. Según dirigentes de aquella organización, los agresores serían partidarios del Movimiento al Socialismo (MAS).

«Hago la denuncia pública de que he sido golpeado. Pensé que no iba a ser algo grave, pero tengo una hemorragia nasal y la vista la tengo afectada», manifestó Pampa en contacto con radio FM Bolivia.

Según el dirigente cocalero, el hecho ocurrió al mediodía de esta jornada en la población de Machacamarca, municipio de Coripata, durante una asamblea en el que dirigentes afines al MAS habrían intentado imponer una resolución a favor del talonario de control de venta de hoja de coca que, según Adepcoca, es promovido por el viceministro de Coca, Eulogio Condori.

Pampa anunció que presentará una denuncia penal contra sus agresores con el fin de que sus acciones no pasen desapercibidas y se castigue a los que perpetraron la golpiza.

En contacto con ANF, el dirigente Gerardo Ríos confirmó la agresión hacia Pampa e informó que el representante de Adepcoca es conducido a la ciudad de La Paz para ser atendido y someterse a un examen médico forense para evaluar la gravedad de sus heridas.

«Es una persecución política de parte de este Gobierno, que mediante sus allegados políticos que son financiados, llega a cada sector para dividir y someter al resto de los productores de coca», aseguró.

En los últimos días, Adepcoca promovió una serie de protestas en la ciudad de La Paz exigiendo al Gobierno el respeto al orden comunal y así poner freno al paralelismo sindical que estaría impulsando el oficialismo al interior de aquella organización cocalera. Durante las protestas, la Policía aprehendió a dos cocaleros.

Por otro lado, Adepcoca solicita la liberación de su máximo dirigente Franclin Gutiérrez y el cese de los abusos cometidos en contra de sus afiliados de la zona de La Rinconada por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) encargada de la erradicación de cultivos ilegales de coca.