Iglesia católica posterga actividades por Semana Santa y da recomendaciones a los feligreses

47

La arquidiócesis de Sucre determinó postergar las principales actividades de la Semana Santa y, a través de un comunicado emitido este miércoles, hizo algunas recomendaciones a los feligreses, para evitar la propagación de coronavirus en región.

De acuerdo con el boletín publicado por el administrador apostólico de la Arquidiócesis de Sucre, Monseñor Jesús Juárez Párraga, se prevé posponer hasta el 14 de septiembre las procesiones religiosas.

«Estamos a las puertas de la Semana Santa, que este año será celebrada de un modo peculiar debido a las restricciones emanadas de las autoridades civiles, a causa del terrible flagelo del coronavirus. Frente a esta situación es bueno recordar la exhortación que nos hace Jesús de Nazaret: ´Sean valientes. Yo he vencido al mundo´ (Jn 16,33)», señala parte del comunicado firmado por Juárez.

Entre algunas de las determinaciones, el comunicado también refiere la transmisión de las misas de manera virtual y el colocado de palmas en las puertas, de ser posible, el Domingo de Pascua.

«Las expresiones de piedad popular, propias de este día como la Adoración de la Cruz y Procesiones, se recomienda sean trasladadas al 3 de Mayo o al 14 de Septiembre», agrega el comunicado.

Asimismo, señala que la «misa crismal» se postergará hasta después de la posesión del nuevo Arzobispo de Sucre, Ricardo Centellas.

Además, el boletín dispone que las celebraciones serán a puerta cerrada, como por ejemplo el Triduo Pascual o la Vigilia Pascual, que los sacerdotes deberán transmitir por redes sociales, dando a conocer los horarios a los feligreses.

Sobre el Domingo de Ramos, recomienda tomar el ejemplo de Portugal, donde los fieles pondrán ramos sobre sus puertas o ventanas, si es posible, para que reciban la «bendición del día».

Para el «Jueves Santo de la Cena del Señor», el monseñor Juárez invitó a las familias a unirse en sus hogares a la Eucaristía, haciendo la «comunión espiritual» y releyendo los textos bíblicos del día.

Para el Viernes Santo, recomendó la lectura «pausada y dialogada» de la pasión de Cristo.

«Al inicio de la Vigilia Pascual o ´Lucernario´ se excluye la bendición del fuego, se enciende el cirio y, omitida la procesión, se canta o lee el Pregón Pascual seguido de la Liturgia de la Palabra. En la Liturgia Bautismal solamente se renuevan las promesas bautismales. No hay bendición del agua ni aspersión. En el momento de la comunión, se sugiere que los fieles hagan la comunión espiritual», detalla el comunicado.

En países como Italia y España, que están soportando sus picos más altos de infección y decesos por coronavirus, las reuniones de personas en centros de oración fueron prohibidas, pues se convirtieron en focos de contagio masivo de sacerdotes y fieles.

mc/LM/VCT ABI