Limpieza del drenaje evitó emergencias

3

Durante la gestión que finalizó se cumplieron con trabajos de limpieza oportunos y necesarios en todo el sistema de drenaje pluvial de la urbe alteña, informó el Gobierno Municipal, a través de la Dirección de Gestión de Riesgos (DGR).

Esta dependencia edil con personal capacitado y maquinaria ha trabajado durante toda la gestión 2019, en un ciclo de gestión de riesgos que se ha clasificado de acuerdo a los cambios climáticos que ocurren en esta ciudad.

De enero a mayo se ha trabajado en la mitigación y reducción de riesgos del sistema de drenaje pluvial; de junio a agosto en la rehabilitación y estabilización; de septiembre a diciembre en prevención. Asimismo, estas tres etapas se han enmarcado en tres pilares fundamentales que son: atención de cuencas, atención de drenaje pluvial y atención de emergencias.

“La Dirección de Gestión de Riesgos ha venido trabajando a través de sus dos dependencias que son la Unidad de Prevención de Riesgos (UPR) y el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), con capital humano, maquinaria pesada y liviana en diferentes puntos y zonas de los 14 distritos de la cuidad de El Alto”, agregó el titular de la Dirección de Gestión de Riesgos, Mario Lima.

En este pilar la DGR realizó la limpieza de 3.930 sumideros, 293 bocas de tormenta, 246 unidades de cámaras de inspección, 339.120 metros lineales de cunetas. A ello se suma 62 intervenciones con limpieza de los canales Arica, Viacha, Hernani y río Sin Nombre. Asimismo, se realizó la reposición de 72 rejillas, 68 tapas de cámaras de inspección, 21 sumideros reconstruidos y 11 bocas de tormenta; retiro de material sedimentario de vías en 1.148 metros cúbicos; apertura de zanjas en 149 intervenciones.

En este pilar se ha llegado con atenciones a los ríos Lark‘a Jahuira, Negro, Seco, Ponjoro y Seque, interviniendo un total de 28.876 metros lineales, en lo que refiere a trabajos de acamellonado y encause. Asimismo, en temas de prevención, se ha construido gaviones en un área de 343 metros cúbicos, equivalentes a 173 piezas construidas en diferentes espacios de los ríos mencionados.

Lima explicó que, entre los casos de emergencias más relevantes ocurridos en 2019, están sumideros, bocas de tormenta y cámaras de inspección obstruidas, estancamiento de agua en vías, acumulación de material aluvial en ríos, desbordes de canales y ríos, desmontaje de cubiertas metálicas, entre otros, lo que suman 91 casos atendidos. Los distritos municipales afectados con mayor frecuencia han sido 1, 5, 6 y 14.