Ximena Suárez, azafata de LaMia arribó a Santa Cruz en la madrugada

    Ximena Suárez, la azafata que sobrevivió a la tragedia del vuelo de LaMia, arribó a Santa Cruz a la 1h50 de la madrugada del lunes en un vuelo comercial de Avianca procedente de Medellín, Colombia.

    "Estoy muy feliz, gracias a todas las personas que oraron por mí, es un montón de emociones, y hasta ahora no lo puedo creer. (Estoy) agradecida con Dios por esta nueva oportunidad que me da", dijo Suárez tras el encuentro con sus familiares.

    El encuentro con familiares y amigos, que le esperaron por horas en el aeropuerto Internacional de Viru Viru, fue muy emotivo.

    El primer abrazo que recibió Ximena fue de su hijo de seis años y su madre.

    Sus padres, sus hermanos y allegados estuvieron vestidos con poleras blancas que tenía impreso el lema: "Gracias a Dios por nuestro milagro Xime".

    La azafata es parte de los seis sobrevivientes de la tragedia que se produjo el pasado 28 de noviembre en la zona de Rio Negro, Colombia, donde perecieron 71 personas, entre ellas gran parte de la plantilla de jugadores y cuerpo técnico del equipo brasileño Chapecoense, periodistas y la tripulación.

    "Mi más sentido pésame a toda la familia de Chapeco, a sus jugadores por esta gran tragedia", dijo aún conmovida Suárez, tras abordar el vehículo que la llevaría nuevamente a su hogar.

    Suárez, que tiene dos hijos, de seis y dos años, bajó del avión asistida por una silla de ruedas y en muy buen estado de salud; pudo pararse y caminar por un breve momento hacia el vehículo que trasladaría nuevamente a su hogar.

    "Mi hija se fue caminando y volvió  de la misma manera", dijo emocionado su padre, Javier Suárez.
hhg/rm/                ABI

 


---------*---------
Scroll to Top