Voluntarios en busca de corazones solidarios

    Jóvenes voluntarios salieron a las calles paceñas en busca de corazones solidarios, que puedan donar un juguete o alguna prenda de vestir para los niños de las provincias y los hogares de Remar.

Se trata de la IX campaña de los “Corazones Solidarios”, un grupo de apasionados voluntarios de diferentes edades, la mayoría jóvenes, que tomaron la firme decisión de trabajar por el prójimo a cambio de recibir como recompensa la sonrisa de un niño necesitado.

La campaña inició el 12 de diciembre y durará dos semanas, lo recolectado será distribuido antes de la Navidad en la iglesia Cuerpo de Cristo de la calle Linares en la ciudad de La Paz, además en las casas hogares de Remar y también en las provincias paceñas y orureñas, informó a EL DIARIO el presidente de Remar Bolivia, Jon Ugalde.

“Los jóvenes salen a las calles desde San Pedro, pidiendo los obsequios, alimentos, juguetes y otros (…) Todo se suele distribuir en la iglesia el 24 de diciembre por la mañana, luego en Viacha, también vamos a zonas rurales”, dijo Ugalde quien también es pastor de la iglesia Cuerpo de Cristo.

Navidad se tornó una excusa para que varias instituciones, miembros de iglesias, grupos de jóvenes organizados y otros, de forma individual, puedan aprovechar la oportunidad para trabajar en bien del prójimo desinteresadamente.

Como dijo alguien, “el hombre más rico no es aquel que tiene una cuenta bancaria con muchos dígitos, sino es aquel que siempre está dispuesto a ser solidario”, muchos hacen suyas estas palabras y no claudican en su labor, inclusive de forma anónima.

A finales de año se activan muchas campañas como “por la sonrisa de un niño” que busca recolectar juguetes para los niños de la joven ciudad de El Alto, “El buen samaritano” dirigido específicamente a personas indigentes, que viven en las calles de la ciudad de La Paz, “Con Amor y Bendición”, que este año –en coordinación con el municipio de Laja- recolectarán juguetes para las comunidades de Laja, entre otros.

El trabajo de los voluntarios no sería posible sin el involucramiento de aquellas personas que deciden compartir de corazón, lo que tienen, ya sea donando desde una pequeña moneda hasta cuantiosos juguetes o prendas a fin de coadyuvar al necesitado.

“Destacó la solidad de los jóvenes, el desprendimiento; esos valores deben continuar siendo inculcados. Hay que desprenderse de lo que tienen y dar a quienes no tienen”, finalizó Ugalde a tiempo de hacer una invitación a la ciudadanía de aportar con la campaña “Corazones Solidarios” y con los jóvenes que recorrerán las calles paceñas, identificados con chalecos naranjas y credenciales de Remar.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top