Visita evidenció graves falencias en nosocomio

     El director del Hospital del Niño, Alfredo Mendoza, afirmó que el nosocomio no cuenta con el personal necesario, los especialistas están sin ítems, mientras que la infraestructura presenta grave deterioro. A ello se suma la precaria disposición de medicamentos, muchos de los cuales se encuentran en el suelo por falta de dispositivos adecuados y espacio. Estos problemas atentan contra la prestación de una adecuada atención de los servicios médicos en este nosocomio.

Señaló que hace 43 años la población de La Paz y El Alto abarcaba 500.000 habitantes. “A la fecha pasamos 2 millones de habitantes y se tiene la misma infraestructura, el mismo número de camas y nos encontramos imposibilitados de construir nuevos ambientes”.

En el recorrido efectuado, se pudo advertir un depósito abandonado por grave deterioro producto de la humedad. No sería una exageración cuando los personeros señalaron que las aguas acumuladas cubren más de un metro ese ambiente, al cual, se lo conoce con el denominativo de la “piscina”.

LAVANDERÍA

También se visitó la lavandería del hospital, que muestra el ambiente es poco adecuado para esos fines, puesto que en el lugar se encuentran dos personas que deben ocuparse a diario de la limpieza de sábanas, frazadas, ropa para más de 150 camas. A falta de más lavadoras el trabajo debe hacerse manualmente.

FARMACIA

Un espacio muy incómodo sirve de farmacia en el hospital. Allí los medicamentos están en el suelo expuestos al polvo y la humedad. Mucho de ellos están apilados hasta el techo.

La autoridad afirmó que la Gobernación ha dispuesto la compra de un nuevo equipo de asepsia denominado, “autoclave” que sirve para la esterilización de material quirúrgico, sin embargo por el peso del equipo se deberá habilitar un ambiente adicional de las instalaciones.

Según la norma, el Hospital del Niño debería contar al menos con 200 camas para poder atender de manera eficaz y con calidad, al momento el nosocomio cuenta con 160 camas. Otra de las dificultades es la falta de recursos humanos, la mayoría de los especialistas no cuenta con un ítem, muchos optan por irse al ver que no gozan de ningún beneficio social ni contar con un trabajo seguro.

VOLUNTARIADO

Mendoza resaltó que el hospital subsiste gracias a la ayuda del voluntariado que son quienes se encargan de remodelar las salas, y de ayudar aquellas personas que no cuentan con los recursos económicos suficientes para permanecer en el nosocomio.

El director afirmó que en la ciudad de La Paz existen tan sólo ocho cirujanos pediatras que prefieren un trabajo en instituciones de la seguridad social y rehúyen instituciones públicas.

Mencionó que cuentan con un presupuesto de Bs 18 millones y que ese monto es insuficiente, debido a que con ese dinero se debe realizar la compra de medicamentos, pago de salarios a profesionales que se encuentran a contrato, refacciones, entre otros.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top