Violencia intrafamiliar y doméstica: problemática social visible

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR Y DOMÉSTICA UN DELITO QUE OCUPA LOS PRIMEROS NIVELES DE ATENCIÓN EN INSTANCIAS POLICIALES.

En los primeros seis meses de los últimos seis años se atendieron 45.027 casos de violencia doméstica e intrafamiliar en el Departamento de La Paz, de acuerdo a datos obtenidos por EL DIARIO de registros policiales de Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv).

Se entiende a la violencia ejercida en el terreno de la convivencia en el hogar, por parte de uno de los conyugues contra otro o los demás miembros de la familia.

Esta calificación de violencia comprende todos aquellos actos, desde el empleo de la fuerza física, el hostigamiento, el acoso, la intimidación, que se producen en el seno de un hogar, y que perpetra al menos un miembro de la familia contra algún otro.

Para el 2013 las denuncias de esta categoría llegaron a 4.570 casos, el 2014 con 8.256, el 2015 se ubica como el año con más denuncias llegando a 11.526 casos atendidos, el 2016 con 9.288 denuncias, el 2017 con 7.992 hechos y para la presente gestión con 3.386 denuncias.

La cifras reflejan que si bien hubo una reducción del 236%, el departamento sigue siendo considerado uno de los más violentos del país.

Para el 2017 a nivel nacional, las denuncias de este delito llegaban a 7.794 y Santa Cruz ocupaba el primer lugar de violencia con 2.690 casos, La Paz el segundo, con 1.743 casos y Cochabamba con 1.387 denuncias.

De acuerdo al sociólogo René Valdivia, este tipo de conductas, podría responder al “choque” social que enfrentan las familias migrantes en centros urbanos, donde las nuevas generaciones están desesperadas por copiar modelos foráneos ( moda y tecnología entre otros), dichas inquietudes no pueden ser alcanzadas por una economía “paupérrima” de sus progenitores, aspecto que confronta a hijos con padres, quienes tienen otras prioridades como la alimentación o en algunos casos el consumo de bebidas alcohólicas y la participación de sus eventos sociales.

“Estas diferencias de objetivos entre padres e hijos, sobre todo en ámbitos urbanos, puede ser una de las causas por las cuales se llega a tensionar las relaciones entre los miembros de una familia”, añadió.

En el ámbito rural, de acuerdo a los datos de la Secretaria Departamental de Desarrollo Social y Comunitario dependiente de la Gobernación Departamental de La Paz, se observa que en los 88 municipios a nivel las denuncias de violencia intrafamiliar y doméstica, sólo llegan a 463 casos, en la gestión 2016, a diferencia de la ciudad de La Paz y El Alto, donde en el mismo año, los casos llegaban a 9.288, aspecto que representa un porcentaje del 2006% más que en las provincias.

En el ámbito rural, las denuncias relacionadas a la Ley 348, no suelen llegar a las instancias policiales como la Felcv, en muchos de los casos estas se dan a conocer a las autoridades o instancias comunales, quienes definirán el registro o sanción a los infractores de acuerdo a usos y costumbres, solo cuando los hechos generan riesgos en la vida de las víctimas, éstas se remiten a la instancia policial y jurisdicción ordinaria.


---------*---------
Scroll to Top