Violencia contra la mujer prevalece

En la presente gestión, la Fuerza de Lucha contra la Violencia (Felcv) recibió en Cochabamba 6.000 denuncias de violencia intrafamiliar cuyas principales víctimas son las mujeres, según confirmó a EL DIARIO el Director de esta instancia, coronel Iván Luque.

El 2016 las denuncias llegaron a 5.668 casos, aspecto que representa un incremento en la presente gestión del 5.8%.

Luque afirmó que este incremento de los casos, responde a las políticas de socialización y prevención aplicadas por dicha instancia, tanto en establecimientos educativos, grupos de madres, juntas vecinales y organizaciones comunitarias.

“Las mujeres que enfrentan algún tipo de violencia, en su entorno empiezan a hacer cumplir su derecho a la denuncia, como exige la Ley 348, donde hace referencia que su objetivo es la aplicación de políticas preventivas en atención y protección a las mujeres en situación de violencia”, explicó.

FEMINICIDIOS

Mientras que en los casos de feminicidio, en la misma instancia policial, se establece que los casos atendidos, disminuyeron en un 10% con relación a los 20 casos investigados el 2016, a menos de dos semanas que concluya la gestión 2017, en Cochabamba se lograron atender 18 casos.

Para el coronel Luque esta reducción de la comisión del delito de feminicidio atendidos en el departamento del Valle, representa la tarea de continuar trabajando en políticas de prevención en diferentes niveles de la sociedad, con el propósito de reducir el extremo de la violencia.

CONDUCTA

La doctora en Psicología Rosario Larrea, aseguró que los hechos de violencia debieran ser observados a nivel nacional, siendo esta problemática social, la más álgida a nivel latinoamericano, donde responde a características culturales, de la forma de ser educado el hombre latino.

“Es la misma mujer que enseña machismo a sus hijos no solo en el hogar, sino esta es reforzada en la misma educación, por lo tanto si no se modifica este enfoque en el proceso de educación, la violencia a la mujer se mantendrá vigente. Pero los datos que dan cuenta que Cochabamba es uno de los departamentos, donde más denuncias se presentan en términos de violencia a la mujer, siendo que los índices demuestran que ellas son las mujeres más violentas con sus hijos, por lo que representa un circulo de la educación de la violencia”, explicó.

Mientras que en los casos de feminicidios, Larrea establece que los varones que cometen este delito, no logran borrar con un tratamiento este tipo de conducta de violencia extrema, “porque ya tienen incorporado en ellos, resolver su problema, eliminando a su pareja”, por lo que la agresión tiene algunos niveles de tolerancia que pueden ser tratados tanto por la psicología o la psiquiatría, pero en el caso de los feminicidas, es irreversible esta conducta, observó.

Larrea da cuenta que la violencia como tal es difícil de erradicar, al estar incluidas en la educación y desarrollo de la persona desde su gestación, la especialista recurre a los conceptos de la psiquiatría al establecer que una gran parte de los hombres que ejercen violencia en contra de las mujeres o niños, se debe a la falta de desarrollo del lóbulo frontal en el cerebro, dicho desarrollo que está relacionado al racionamiento, el uso del pensamiento lógico.

“Por lo tanto existen algunas características de que son personas involucionadas, a nivel biológico, porque esta región del cerebro donde está el ovulo frontal es donde se encuentra el pensamiento más complejo, por lo tanto la capacidad de racionamiento de la personas es más evolucionado, a diferencia de quien no logra desarrollarlo, por lo que su forma de actuar de este tipo de personas es irracional, asumiendo a la violencia como parte de su conducta”, concluyó.

De acuerdo a datos de la Coordinadora de la Mujer y la organización “Cuántas más”, el 67% de los casos las víctimas tenían entre 20 y 40 años. Un 12% entre 51 a 60 años. Y en un 7% del total de los casos no se sabe. El 38% de las víctimas de feminicidio fallecieron a causa de un estrangulamiento, un 26% por golpes y un 19% como resultado de puñaladas.

En cuanto a la edad de los agresores 19% entre 31 a 40 años, un 16% entre 41 a 50 años, un 13% entre 21 a 30 años y un 7% entre 11 a 20 años.


---------*---------
Scroll to Top