Vecinos censuran bloqueo de choferes

Vecinos de la zona de Chuquiaguillo, Villa Fátima y Miraflores censuraron la intención de los choferes del transporte público de cerrar la ruta de la nueva línea del PumaKatari y demandaron al sector mayor conciencia con la población, que requiere mejorar la prestación de los servicios de transporte.

Por su parte, los choferes del transporte público, a tempranas horas de ayer, intentaron bloquear los accesos de la nueva ruta del PumaKatari, debido a que en su opinión el servicio les representa graves perjuicios económicos. Sin embargo, fueron increpados por los vecinos que les hicieron retroceder en la intención que tenían.

Roberto Bozo, presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) Noreste, manifestó que las juntas vecinales estarán en vigilia permanente para garantizar el servicio municipal. En ese entendido, manifestó la predisposición de dialogar y escuchar las necesidades de los choferes, así como también hacer conocer las necesidades de los vecinos.

Rechazó la oposición de los transportistas para el ingreso de la nueva ruta del PumaKatari, que por tanto tiempo fue esperado. “Este servicio es una solicitud del pueblo que nació a raíz del mal servicio que prestan los transportistas minibuseros, que a diario tienen reclamaciones de los usuarios”, dijo.

Señaló que los vecinos están organizados y no van a permitir que los transportistas de los sindicatos de minibuses se opongan el ingreso de los Pumakatari. “Con el servicio municipal, la ciudad de La Paz está prosperando y modernizándose”, expresó el dirigente vecinal.

Señaló que si los transportistas continúan obstaculizando la ruta integradora y las juntas vecinales, los vecinos de cada zona expulsarán a los sindicatos opositores, cuyo objetivo es la confrontación, como se intentó realizar ayer, en horas de la mañana.

Los vecinos denunciaron que el mal servicio del transporte público continúa. “Siguen los trameajes, la falta de higiene en los vehículos, la inseguridad y muchas veces dejan a los usuarios a la mitad del camino, donde no queda otra opción que conseguir un taxi a altas horas de la noche, pagando un pasaje mínimamente de 20 bolivianos y hasta 40 bolivianos”.

También recordó que los minibuses carecen de un adecuado mantenimiento, en los asientos, en las puertas y en las ventanas, lo que ocasiona lesiones a los pasajeros, “estos son algunas de las reclamacioness constantes que los transportistas no han sabido interpretar, razón por la que el PumaKatari se presenta como una importante opción para el transporte de pasajeros”.

A decir del dirigente, el Pumakatari, a diferencia del transporte público, brinda seguridad a los niños y adultos mayores, el servicio municipal siempre está a una hora determinada, educa e inculca respeto, “nosotros queremos la integración de más Pumas”, manifestó.

Recordó que luego de subir el pasaje a Bs 2, se dio tres meses a los transportistas para que mejoren el servicio, sin embargo no cumplieron con el compromiso, lamentó que los choferes nunca acaten las reglas, no acepten las leyes y “pisoteen cualquier convenio que tengan con la Alcaldía”, señaló.

Apuntó que son 150.000 vecinos que harán posible el paso de los buses Pumakatari. En las próximas horas se alistará un voto resolutivo, en el que todas las juntas vecinales rechazarán el “comportamiento mal intencionado de los sindicatos de los minibuseros”, dijo el dirigente.

“¡Queremos Puma, Queremos Puma!”, eran los estribillos que los vecinos utilizaban para defender la nueva ruta integradora del Pumakatari, “los choferes son malos no quieren recoger a los abuelitos”, “ellos hacen un mal servicio a nivel de La Paz”, eran los comentarios de los vecinos de Chuquiaguillo.

En tanto, los choferes del Sindicato Virgen de Fátima criticaron la labor del Alcalde de La Paz, Luis Revilla, al no poder descongestionar la ciudad y pese a ello continúe trayendo los buses Pumakatari.

“Él (alcalde) se ha comprometido a consensuar las áreas de trabajo del serviciosindicalizado, pero no ha cumplido su palabra y esa es la molestia de los choferes”, manifestó uno de ellos, que prefirió reservar su identidad.

A raíz del bloqueo, el municipio determinó suspender el servicio en resguardo de los usuarios, del personal y de los propios buses, al promediar las 14.00 horas se dio reinicio a las operaciones de los Pumakatari.


---------*---------
Scroll to Top