Un avión se estrelló en Irán: la aerolínea confirmó 66 muertos, pero luego indicó que podría haber sobrevivientes

Un avión de línea iraní que realizaba un trayecto interno se estrelló el domingo por la mañana en una región montañosa del suroeste de Irán. Las autoridades de la empresa informaron que las 66 personas que viajaban resultaron muertas, aunque luego señalaron que podría haber sobrevientes.

“Dadas las circunstancias especiales de la región, todavía no tenemos acceso al lugar del siniestro y por lo tanto no podemos confirmar de forma precisa y definitiva la muerte de todos los ocupantes de este avión”, afirmó el portavoz de la compañía Aseman Airlines, Mohamad Tabatabai, a la agencia de noticias Isna.

El ATR-72, que volaba entre Teherán y la ciudad de Yasuj, “se estrelló en la región de Semirom”, unos 480 km al sur de la capital, declaró a las agencias de noticias Isna y Fars Pirhosein Koolovand, jefe del servicio nacional de emergencias.

“Todos los servicios de socorro están en alerta”, agregó.

Semirom y Yasuj se encuentran en las montañas de Zagros. Un helicóptero de rescate fue enviado al lugar dado que “debido al relieve montañoso de la región es imposible enviar ambulancias”, precisó Mojtaba Jaledi, portavoz de los servicios de emergencias.

Se cree que el avión, que tenía una antigüedad de 20 años, se estrelló cerca del monte Dena, a unos 4.400 metros sobre el nivel del mar.

Citado por Isna, Alaedin Boruyerdi, presidente de la comisión sobre seguridad nacional y política exterior del parlamento iraní afirmó que se trata de un avión de marca ATR de la compañía aérea Aseman Airlines.

En el vuelo 3704 viajaban “60 pasajeros y unos seis tripulantes”, entre ellos un niño, cuando “desapareció de las pantallas de los radares esta mañana”, agregó, afirmando que algunos habitantes de la zona lo vieron estrellarse.

“Fuimos informados de que todas las personas a bordo habían perdido la vida”, declaró el portavoz de la compañía, Mohamad Tabatabai, a la televisión pública iraní. Sin embargo tiempo después el vocero se retractó y dijo que las circunstancias geográficas hacían difícil confirmar el número de fallecidos.

La fabricante europea del avión, ATR, una compañía con sede en Tolosa, Francia, y formada por una asociación de Airbus y la italiana Leonardo S.p.A., dijo no tener información inmediata sobre el suceso.

El ATR-72 es un bimotor turbohélice que entró en servicio en 1989. Tiene un alcance de 1.500 kilómetros, con una velocidad de crucero de unos 500 kilómetros por hora.

La flota de aeronaves comerciales iraní ha envejecido durante décadas de sanciones internacionales, y en los últimos años se han registrado varios accidentes aéreos.

El último tuvo lugar en agosto de 2014 en Teherán, en el que fallecieron 40 personas. Tres años antes, otro avión comercial se estrelló durante una tormenta de nieve en el norte de Irán, lo que provocó la muerte de 77 personas.

Tras el histórico acuerdo nuclear de 2015 con varias potencias globales, Irán firmó contratos multimillonarios con Airbus y Boeing para comprar decenas de aviones de pasajeros y renovar sus aerolíneas.

Políticos estadounidenses han expresado preocupaciones sobre las ventas de aviones a Irán e incluso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha mantenido su escepticismo sobre el acuerdo nuclear en general y se ha negado a renovar la certificación de su cumplimiento.

Tomado de Infobae

GMR


---------*---------
Scroll to Top