UMSA crea comité de emergencia del agua

    La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) creó ayer un Comité de Emergencia del Agua, compuesto por científicos y profesionales de diferentes áreas relacionadas, con el propósito de coadyuvar a superar la crisis del desabastecimiento de agua en el país.

En instalaciones del salón de honor de la UMSA, se presentó ayer al Comité de Emergencia del Agua, que está conformado por Miguel Calla, decano de la Facultad de Ingeniería; Javier Mendoza, del Instituto de Hidráulica e Hidrología; Carlos España y José Díaz del Instituto de Ingeniería Sanitaria y Ambiental; Jorge Sainz de la Facultad de Arquitectura; Edgar Salinas y Graciela Espinoza de la Facultad de Tecnología; María Eugenia García, del Instituto de Investigaciones Químicas de la Facultad de Ciencias Puras; y Marilyn Aparicio e Ivar Arana, del Instituto Boliviano de Biología en la Altura.

A DISPOSICIÓN DEL GOBIERNO

El rector de la casa superior de estudios, Waldo Albarracín, informó que este Comité Científico se pone a disposición de las autoridades de Gobierno, para cooperar en las necesidades que se tienen actualmente por la crisis del racionamiento de agua en el país.

“El objetivo es disponer de la experiencia de nuestros profesionales capacitados en la temática, para prevenir que pueda repetirse en el futuro y cumplir una una tarea multidisciplinaria”, dijo.

El rector de la UMSA sostuvo que se pondrá a disposición todas las investigaciones que se realizaron sobre el cambio climático y el agua. “Se debe trabajar de manera planificada y poner a disposición a nuestros expertos; laboratorios y todo lo que haga falta”.

Informó, además, que se elaboró una cartilla informativa, en la que se proporcionan los consejos básicos de una forma correcta para filtrar y potabilizar el agua para el consumo de agua en general.

EXPERTOS

La profesional del Instituto Boliviano de Biología en la Altura, Marilyn Aparicio, agregó que la creación del Comité es una respuesta inmediata a algo que debería haberse realizado hace mucho tiempo.

“Cuando hablamos de cambio climático se deben abordar efectos crónicos, y la variabilidad climática que se manifiesta a través de los fenómenos del Niño y de la Niña”, sostuvo.

Actualmente, existe un período de sequía, la respuesta que debemos tener como ciudad y país debe ser de manera coordinada, por ello la UMSA cuenta con la base científica de políticas y estrategias con las que el Gobierno pueda generar políticas y estrategias.

“Debemos trabajar de manera planificada y no tener que improvisar con medidas de adaptación reactivas, como se están dando en estos momentos; sí seguimos trabajando (de esta manera), incluso, la sobrevivencia de nuestras especies se ven comprometidas; existen reportes muy serios al respecto”, sostuvo.

ADAPTACIÓN

El ingeniero Javier Mendoza, del Instituto de Hidráulica e Hidrología, señaló que los países en desarrollo tenemos menos capacidad de adaptación a las nuevas condiciones del cambio climático.

En las primeras evaluaciones que se realizaron en regiones del altiplano, develan reducciones de precipitaciones en periodos de aproximadamente 30 años entre un 25 a 30 por ciento.

“La tarea debe ser asumida de forma multidisciplinaria, en un dialogo franco y sincero. Se han analizado 30 años y se ha establecido que existe una tendencia de reducción de las precipitaciones pluviales”, señaló.

En tanto, María Eugenia García, del Instituto de Investigaciones Químicas de la Facultad de Ciencias Puras, sostuvo que la determinación de sacar agua de hidrantes es el último recurso para solucionar el problema; sin embargo, consideró que esto no es lo más apropiado, debido a que la tendencia sería una distribución de agua sólo por cisternas.

A criterio de Ivar Arana, del Instituto Boliviano de Biología en la Altura, la presentación de la cartilla será muy importante, para que los grupos vulnerables puedan conocer la forma correcta de consumir y utilizar el agua.

“El Gobierno está buscando desesperadamente fuentes de agua y el objetivo deberá ser trabajar en reforestación y protección a las cabeceras de cuencas, como principales determinaciones”, mencionó.

Carlos España y José Díaz, del Instituto de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, señalaron que se pondrá a disposición Recursos Humanos capacitados, para que la población paceña pueda conocer las medidas básicas, y que estas sean asesoradas de forma oportuna.

“La preocupación es generalizada y debe ser asumida de forma científica, coadyuvando con la sociedad”, dijo España.

CARTILLAS

El comité creó cartillas informativas que contendrán métodos de purificación del agua potable, así como de las maneras de racionar este líquido elemento y de cómo utilizarla en diferentes ámbitos de nuestras necesidades.

A través de brigadas estudiantiles se hará la repartición de las cartillas informativas en diferentes puntos de la ciudad de La Paz. Se desplazarán por plaza, barrios y lugares céntricos, serán de distribución gratuita.

Además, se publicarán en la página oficial de la UMSA, www.umsa.bo.

El diario.


---------*---------
Scroll to Top