Tuberías que revientan han complicado provisión por red

    El reventón de tuberías de la red de distribución de agua potable genera un severo problema hidráulico a la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsa), expuso ayer el director ejecutivo de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS), Víctor Hugo Rico.

“Este régimen de estar llenando y vaciando las redes de distribución por turnos, está generando en Epsas un problema complejo, eminentemente hidráulico, de sobrepresiones, está ocasionando el reventón de tuberías, por la configuración tan intrincada de las redes de distribución”, afirmó la autoridad.

De acuerdo con lo señalado por la autoridad, lugares donde nunca tuviera que ocurrir estos incidentes actualmente son afectados, aspecto técnico que sumando al tiempo de uso que tienen las tuberías, ocasionan situaciones extremas.

PÉRDIDA

Según cálculos del ambientalista Edwin Alvarado, la pérdida del líquido elemento debido a las filtraciones por las tuberías deterioradas por falta de un oportuno mantenimiento, asciende al 45%, indicador que ya se hubiera conocido en 2013, período en el cual, cuando menos, debió empezar el trabajo de reposición de tuberías de la red de distribución.

De acuerdo con lo señalado por la autoridad, a objeto de evitar un mayor impacto, Epsas efectúa la permanente tarea de control y regulación de la presión para la distribución por red.

TUBERÍAS AVERIADAS

Desde que Epsas hizo pública la crítica situación acerca de las reservas de agua, 8 de noviembre, paralelamente se produjo el fenómeno del reventón de tuberías en más de 20 lugares de la ciudad, afectando no sólo a la provisión de agua a los vecindarios de influencia, sino también ocasionando un irreparable desperdicio del líquido elemento.

A la fecha, la crisis del agua tuvo además que soportar los desperfectos de las tuberías, por ejemplo, en el parque Las Cholas, ocasionando ingentes pérdidas de agua. Desde la zona San Pedro se reportó también por lo menos dos rupturas, en la calle Aspiazu y avenida Abdón Saavedra. Otras en la calle Boquerón, en Villa Victoria, Villa Fátima, Villa San Antonio, y en Achachicala, entre otros emergencias que fueron atendidas entre cinco y seis horas después de que fueran reportados.

De igual modo, se reportó la ruptura de tuberías en Irpavi I y II, en la Av. Circunvalación, Viacha, Vino Tinto y una permanente fuga detrás del Hospital Obrero, conectada a un drenaje de alcantarilla por falta de atención.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top