Tres años de cubrir altos costos mientras lucha contra el cáncer

Pasaron 59 meses (tres años) desde que el médico altruista Roberto Anzardo inició su lucha contra el cáncer, en ese entonces tenía 30 años y encaró una “guerra salvaje” contra su enfermedad. A pesar de los duros momentos que le tocó atravesar, continuó ayudando a pacientes de escasos recursos que requerían sus servicios, desde aquel tiempo se encuentra en permanente campaña.

En septiembre de 2016 fue diagnosticado con “Cáncer Linfoma no Hodgkin” (originado en los glóbulos blancos), estadio IIIB, por el avance de la enfermedad no le fue posible acceder a un tratamiento de Radioterapia, debido a que podía provocar daño en otros órganos, pues existía una invasión del 80% de los ganglios linfáticos en todo el cuerpo.

El médico altruista, a través de su cuenta de Facebook, colgó un video, en el cual manifiesta convencido: “Yo sigo en lucha contra el cáncer”, continúa y relata que en el proceso se sometió a un tratamiento netamente de quimioterapia de última generación, este procedimiento ataca directamente a las células tumorales que se acentúan en el cuerpo.

GASTOS

Durante la primera fase de ataque terapéutico se realizaron importantes gastos de tratamiento por internación, pruebas de control, además de la postquimioterapia, la suma de todos los estudios ascendió a 255.000 bolivianos.

Por si fuera poco Anzardo requirió un Catéter Intracardiaco, que consiste en pasar una sonda delgada y flexible hasta el lado derecho o izquierdo del corazón, lo que le costó Bs 5.800, luego necesito un tratamiento de quimioterapia y una internación, en las que invirtió Bs 212.100; sólo en pruebas de control gastó Bs 11.200 y en la post quimioterapia invirtió Bs 36.000 más haciendo un total de Bs 265.100.

Ante la crítica situación que enfrenta el país en el tema cáncer y ante las dudas de curación de Anzardo, a través de diferentes campañas solidarias se reunió un monto de Bs 24.325 para realizar pruebas de diagnóstico final, además de biopsias ganglionares en Buenos Aires, Argentina.

Sin embargo, los esfuerzos resultaron ser poco alentadores, pues a principios de esta gestión Roberto volvió a presentar alteraciones similares a su primer diagnóstico, pues nuevos estudios determinaron la reaparición del linfoma y un estadio del cáncer IV (Metastasico, reproducción o extensión de una enfermedad o de un tumor a otra parte del cuerpo).

ALTRUISTA

A pesar de los golpes que le dio la vida, el médico altruista se caracterizó por su solidaridad, quien ofreció consultas médicas gratuitas para aquellas personas que lo necesitaban. Además obsequiaba fármacos para el tratamiento de sus pacientes. Asimismo, realizó actividades de prevención de varias enfermedades y ofreció sus conocimientos a estudiantes de pregrado y medicina de forma gratuita.

El profesional decidió contar a través de redes sociales su historia para transmitir mensajes de prevención además de suplicar ayuda a la población para superar la enfermedad, debido a que quedó imposibilitado de trabajo y a diario padece dolores extremos y complicaciones de la enfermedad.

DATOS NACIONALES

De acuerdo con datos del Registro Nacional de Cáncer del Ministerio de Salud, cada año en Bolivia se diagnostican a 7.276 mujeres y 3.918 hombres con esta patología. Del total de pacientes diagnosticados con algún tipo de cáncer en el país, el 24% padece de cérvix, 17% de mama; en el caso de los hombres, el 17% sufre de próstata y el 8% de estómago.

IMPACTO EMOCIONAL

A decir de la Psicóloga Abigail Yupanqui Chávez, el diagnóstico de cáncer representa un gran impacto psicológico para los pacientes que afecta también a su entorno inmediato (familia) debido a que la enfermedad está ligado a la muerte lo cual genera un cumulo de pensamientos contraproducentes frente a la enfermedad.

Yupanqui afirmó que durante el tratamiento los pacientes con cáncer deben seguir una dieta específica, presentan efectos secundarios a los tratamientos lo cual generará una modificación en los pensamientos, emociones, y una repercusión en la autoestima.

CAMPAÑA

Roberto apela al corazón de los bolivianos para que colaboren con un aporte voluntario a las siguientes cuentas bancarias, a nombre de Roberto Anzardo Aguilar: Banco Unión 110273394. Banco Mercantil Santa Cruz 4060316589 y Banco Nacional de Bolivia (BNB) 150098574.


---------*---------
Scroll to Top