Transporte público no respeta normas básicas de tránsito

Los choferes del transporte público no respetan los pasos de cebra ni los semáforos.

A las denuncias del mal servicio del transporte público ahora se suma el incumplimiento de los choferes a las normas básicas de tránsito. Un sondeo de opinión, realizado por EL DIARIO, evidenció las críticas por el mal servicio y la falta de seguridad en la que incurren los sindicalizados al conducir sus vehículos.

En un recorrido por las calles paceñas pudo evidenciarse que los conductores de transporte público vulneran las reglas básicas de tránsito. No respetan la señalización ni los puntos de parada, lo que evidencia que no están conscientes de las consecuencias fatales que pueden llegar a tener sus acciones. Por estas razones, los pasajeros no están conformes con el servicio que brindan la mayoría de los choferes del transporte público.

Una infracción muy habitual en la que incurren los choferes es no detenerse cuando el semáforo está en rojo o, incluso, atraviesan la calle cuando está en amarillo, muchos conductores aceleran para pasar, pero no se detienen, poniendo en peligro su vida y la de otras personas.

OTRAS FALTAS

También puede notarse que no respetan los pasos de cebra, no obedecen las señales verticales de prohibido estacionar, y paran en los carriles centrales, lo que obstaculiza la fluidez segura del tráfico, principalmente en horas de mayor tránsito vehicular.

El secretario municipal de Movilidad, Ramiro Burgos, recordó que su dirección realiza un trabajo permanente de control para ordenar el tráfico de transporte público en las vías urbanas, con la finalidad de resguardar la seguridad tanto de pasajeros como de conductores.

Asimismo, señaló que a dos años del incremento de los pasajes y de los acuerdos firmados con el sector sindicalizado, los choferes sólo cumplieron dos de los nueve compromisos asumidos en febrero de 2016.

Los nueve puntos son: cumplimiento de rutas y recorridos, mejora de estándares técnicos, colocado del tarifario, escala tarifaria, implementación de la hoja de ruta, control sindical, garantizar el parque vehicular, servicio de calidad y cumplir normativas municipales.

“Hasta el momento sólo cumplieron la implementación de la hoja de ruta y el colocado del tarifario”, dijo, al añadir que queda pendiente el resto de los acuerdos que aún no fueron cumplidos por los choferes.

Un sondeo de opinión, realizado por EL DIARIO, evidenció las críticas sobre el mal servicio, entre ellos los trameajes, la falta de limpieza de los vehículos, el mal trato que dan los choferes a los pasajeros, en especial al no responderles cuando les piden que paren en una determinada esquina para bajarse, y la falta de respeto a las normas de tránsito.

Por estos motivos, la población respalda la ampliación de las rutas del servicio del transporte municipal, por la calidad del servicio que presta, además de llegar a zonas alejadas.

ANTECEDENTES

El 22 de febrero de 2016, la Municipalidad de La Paz y los choferes firmaron un acuerdo por el cual entró en vigencia la tarifa única de Bs 2.00 para minibuses y carrys, con el objetivo de acabar con el trameaje, los cambios de ruta, y mejorar el servicio del transporte público.

Para los usuarios, pese al acuerdo entre la Alcaldía y los choferes, el servicio del transporte público ha empeorado. “En horas de la noche las movilidades desaparecen, dejando a centenares de personas en las calles”, dijeron.

Cada día se escuchan quejas por el cobro de tarifas arbitrarias, el recorrido por tramos, mala educación de los conductores, malas condiciones de los vehículos, inseguridad, fallas técnicas, entre otros, que ponen en evidencia la pésima calidad del servicio. En este sentido, se ha atentado contra los usuarios que ahora están pagando más, pero sin recibir un buen servicio.

Según la Ley 167, de Control de Servicio de Transporte de Pasajeros, las mejoras que debían realizar los dueños de los motorizados contemplan contar con puertas, ventanas y asientos en buen estado, vidrios sin rajaduras y sin letreros que impidan la visibilidad, implementos de seguridad, primeros auxilios y luminarias de identificación del servicio.

REUNIONES SIN REALIZARSE

Precisamente, para resolver este y otros temas referidos al autotrasporte, el Alcalde de La Paz convocó a los dirigentes de la Federación de Transporte Primero de Mayo a una reunión para evaluar los acuerdos concertados, además de las objeciones que tiene el transporte sindicalizado en torno al servicio del Pumakatari, desde un enfoque integral.

Sin embargo, esa reunión se ha postergado más de cuatro veces. La última fue ayer, cuando el alcalde Luis Revilla confirmó la suspensión del encuentro.

Los choferes proponen la puesta en vigencia de un fideicomiso (préstamo bancario) para renovar su parque automotor, aspecto que es analizado por las autoridades de la Alcaldía.

SONDEO DE OPINIÓN

Sandra Portillo:

“No sirven de nada los controles que realizan los funcionarios de la Alcaldía, se sigue incurriendo en los acostumbrados trameajes, aparte de que persiste el mal estado de los minibuses y el maltrato de parte de los choferes continúa igual o peor que antes”.

Reynaldo Plaza:

“A pesar de los compromisos de los choferes, los usuarios somos los perjudicados por un servicio que no termina de mejorar, pese a las multas. Ahora debemos pagar más que antes, por un servicio que mantiene deficiencias e incluso desconocimiento de las normas de tránsito. Los trameajes obligan a muchas personas a abordar más de una movilidad”.

José Salazar:

“Los choferes han perdido credibilidad, porque prestan un mal servicio y no respetan las normas de tránsito. Pese a la firma de acuerdos, este sector no ha cumplido con la mejora del servicio. La población ha aceptado la subida de pasajes con el fin de mejorar el servicio del transporte público, pero nada de eso paso, todo está igual”.

Enriqueta Mayta:

“Choferes nunca cumplen sus compromisos, no acatan ni las normas de tránsito, paran donde quieren, se pasan la luz roja, no respetan los pasos de cebra. Sin embargo, hasta el momento no hay soluciones para el desorden que generan los choferes en las calles, por lo menos debería cumplirse con la eliminación de los trameajes”.

Efraín Choque:

“Vivo en Alto Pura Pura y a las seis de la tarde ya no hay minibuses tengo que tomar por lo menos tres movilidades para llegar hasta mi casa y eso es un gran presupuesto. Imagínese tengo cuatro hijos que también gastan en pasajes es un abuso que cometen los choferes”.

René Asprilla:

“Como vecinos vemos que continúan los trameajes a pesar de haber subido los pasajes. Vivo en la zona Pasankeri Sur y el servicio del Pumakatari está bien, salgo de mi trabajo a las once de la noche y encuentro buses que me llevan hasta mi barrio antes nadie nos quería llevar y sufríamos mucho”.


---------*---------
Scroll to Top