Técnica agroforestal beneficia a comunarios

Proyecto “Cosecha azul” es beneficioso para los comunarios de Keyara.

El proyecto “Cosecha azul”, ubicado a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, permitió recuperar millones de litros de agua en un año en la comunidad Keyara Central, municipio de Vinto.

El huerto agroforestal de Julián destaca por su variada producción como la lechuga, zanahoria, ajo, cebolla, nabo, repollo, tumbo, manzana y tres especies de arbóreas en menos de 200 metros cuadrados. Hace un año, en este lugar sólo se producía papa y haba con un alto riesgo de pérdida ante la presencia de cualquier episodio de helada o sequía.

Sin embargo, actualmente, se trabaja con diversos cultivos en un mismo huerto que le genera mayor ganancia con menor esfuerzo y casi sin riesgos de pérdidas. La técnica agroforestal permitió llevar un control sostenible del agua y cuidado de las recargas hídricas.

Como Julián, más de 98 familias mejoraron y modificaron sus técnicas de cultivos gracias al proyecto “Cosecha Azul”, ejecutado por Agregol Andes junto a Catholic Realice Service (CRS) y financiado por la Fundación Coca-Cola.

El proyecto contempla tres componentes: restauración de cuencas, uso razonable del agua y gobernanza el agua. Tales acciones “siguen el objetivo de la fundación Coca-Cola de devolver a la naturaleza la misma cantidad de litros de agua consumidos para producción por esta compañía”, aclaró el director de la fundación Coca-Cola en Bolivia, Luis Lugones Mansilla.

En el primer año de ejecución del proyecto, dentro del componente de restauración de cuencas, se logró concretar 100 huertos agroforestales y reforestar 40 hectáreas. Ambas acciones permitieron la recuperación o regeneración de 23 millones de litros de agua en las cuencas Collpa y Keyara que fueron medidos por la empresa Limnotech.

PRODUCIÓN DE MANZANA

Ninguno de los productores de las comunidades Keyara B, Keyara Central y Playa Verde beneficiaras del proyecto “Cosecha azul” creyó en la posibilidad de cultivar árboles de manzana a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, tras una investigación realizada por un especialista japonés en producción de manzana, se identificaron las especies Royal Gala y Gala, capaces de crecer en altura.

Aunque los cultivos de esta especie aún se encuentran con escasos centímetros de altura, en tres años más podrán dar los primeros frutos. Se calcula que esta producción representará un 50 por ciento más de ganancias que la venta de papa.


---------*---------
Scroll to Top