Sobreviviente de accidente de avión LaMia revela que piloto no alertó a pasajeros sobre la emergencia

   Uno de los seis sobrevivientes del accidente del avión de la empresa LaMia, el técnico boliviano, Edwin Tumiri, reveló el lunes, en Cochabamba, que el piloto de esa aeronave, Miguel Quiroga, "nunca" alertó a la tripulación y a los pasajeros que se encontraba en estado de emergencia.

    "Nadie sabía que nos íbamos (a estrellar). Nosotros pensamos que era un aterrizaje normal, como cualquier otro", dijo en una conferencia de prensa, en respuesta a si tenían conocimiento sobre lo pasaba en el avión mientras descendía, durante el vuelo.

    El lunes pasado, el vuelo 933 de LaMia, se estrelló en la región de Antioquia, Colombia, ese accidente dejó como saldo 71 muertos y seis heridos entre los que estaban jugadores y cuerpo técnico del equipo brasileño de fútbol Chapecoense y una veintena de periodistas.

    Según Tumiri, uno de los hechos irregulares que sucedieron con anterioridad a la caída, fue que la aeronave no descendió en Cobija, Pando, para reabastecerse de combustible en el trayecto, como era común en otros viajes.

    "Yo le dije vamos a ir hacia Cobija, no ve. Sí, has facturado hasta Cobija, ya pues, me dijeron, y ya en el momento de partir me dijeron que íbamos a ir hasta Colombia. Yo dije directo y ellos dijeron sí", relató.

    Asimismo, Tumiri informó que la segunda sobreviviente boliviana, la azafata Ximena Suárez, fue la primera que se percató de que algo estaba mal en el avión, minutos antes de su caída, porque hubo un apagón general en el sector de pasajeros y las luces de emergencia se encendieron antes del choque de la aeronave.

    Dijo que ella fue quien le dijo que "algo está pasando" y le pidió que se ajuste el cuerpo con un arnés junto con el cinturón de seguridad de su asiento.

   Añadió que los pasajeros estaban absortos en charlas, con juegos de cartas o con sus teléfonos celulares, mientras las luces de emergencia estaban encendidas.

    "Luego se apagó toda la luz y en cuestión de minutos comenzó a vibrar (el avión) y pasó directamente el impacto. Sentí como una hojalata doblándose, sentí el golpe y ya desperté boca abajo en una pendiente", narró.

    Agregó que una vez que reaccionó se percató que Suárez estaba cerca de él, sujeta a un arnés y cubierta con el plástico de una tapa de inodoro, mientras lanzaba alaridos de dolor.

    Explicó que corrió a auxiliarla y que tuvo que liberar uno de los pies de la azafata, que estaba atascado en los escombros del avión, para luego llevarla a un lugar más alto en medio de "absoluta oscuridad", una persistente lluvia y fallecidos "regados por todas partes".

    "Cuando descansábamos ya sentí recién como pesadez en mi cuerpo, no podía mover mis brazos. Ximena se estaba resbalando y me decía ayúdame, ayúdame, y yo le decía ya no puedo Ximena, no puedo, porque mi cuerpo ya no reaccionaba, ya me empezó a doler mi columna, mis brazos, todo", aseveró.

    Finalmente, Tumiri dijo que el primer grupo de rescate llegó al lugar unos 30 minutos después del siniestro, mientras él gritaba para guiarles, y aclaró que él nunca comentó que se salvó porque cumplió los protocolos de seguridad en casos de accidentes aéreos.
wsg/kpb/                ABI


---------*---------
Scroll to Top