Seysa adeuda $us 5 millones a ENDE y Delapaz se hará cargo de la distribución de energía en Yungas

    El ministro de Energías, Rafael Alarcón, informó el viernes que la Distribuidora de Electricidad de La Paz (Delapaz) asumirá el servicio en los Yungas, luego de la decisión de intervenir la distribuidora privada Seysa, que arrastra una deuda de 5 millones de dólares con la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), hace más de 30 años.

    En conferencia de prensa, Alarcón sostuvo que con la intervención de Seysa, la estatal Delapaz será la única distribuidora de electricidad autorizada en el departamento de La Paz.

    "Una vez caducado la licencia el servicio eléctrico será asumido por la empresa distribuidora Delapaz, siendo el único operador en el departamento de La Paz", dijo a los periodistas.

    Según el Ministro de Energías, la intervención de Seysa busca garantizar las inversiones y, por tanto, el servicio eléctrico en los Yungas de La Paz, ya que la estación Pichu, de donde se alimenta a esa región, está a punto de llegar a su límite porque no se ejecutaron proyectos de ampliación hace muchos años.

    "Todos estos usuarios están alimentados en la subestación Pichu, en la zona de los Yungas, que tiene una demanda de 4,4 megavatios, cuando la capacidad del transformador es de 5 megavatios. Si no se toman decisiones de inversión en los siguientes meses podemos tener problemas de racionamiento", agregó.

    El ministro calculó que cuando Delapaz asuma el servicio en los Yungas, se prevé invertir alrededor de 2 millones de dólares en el tema de subestaciones.

    Por otra parte, señaló que la intervención también permitirá rebajar las tarifas en los Yungas de La Paz, de 1,33 a 0,74 bolivianos el kilovatio hora, dejando a la región nivelada con el resto del país.

    En ese sentido, dijo que se buscará una conciliación con la empresa Seysa por la intervención, en base a la deuda que tiene con ENDE.
mcr/ma              ABI

 


---------*---------
Scroll to Top