Servicios Eléctricos Yungas S.A. intervenida, un futuro todavía incierto

Al cerrar esta edición, aún faltan datos para comprender el alcance de la intervención estatal a la empresa Servicios Eléctricos Yungas Sociedad Anónima (SEYSA) anunciada el pasado viernes 26 de mayo por el propio Presidente Evo Morales Ayma, en el marco de un acto por el aniversario del “Regimiento de Infantería Colorados de Bolivia”.

Morales explicó que la razón principal de esta acción está justificada porque la empresa mantenía un costo superior al promedio nacional por kilowatt y porque no se acopló al objetivo principal de abaratar y garantizar buenos servicios eléctricos para la población yungueña, tanto urbana como rural.

Inmediatamente, militares ocuparon las oficinas de SEYSA en La Paz, en plena Avenida Busch de Miraflores. El escenario recordaba a otras tomas de instalaciones en 2006 y 2007. Por su parte, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad entregó la resolución oficial AE Nro. 266/2017 fechada el 25 de mayo, que señala textualmente que la medida está apoyada legalmente por los decretos 0071 de 2009 y 0428 del 2010.

El precio de 1.33 por kilowatt/hora que cobraba SEYSA sería reducido a 0.74 kw/hora que es el que cobra la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) en todo el país.

Aunque la empresa estatal aún no sacó un pronunciamiento especial, el Ministro de Energía, Rafael Alarcón, declaró a la prensa nacional que la razón principal fue el costo y la ineficacia de SEYSA que genera, trasmite y distribuye energía eléctrica. A partir de la fecha DELAPAZ se encargará de la distribución, tal como lo hace en el resto del departamento de La Paz.

Ese servicio lo hace la empresa desde 1978, aunque inicialmente con otras figuras legales y como cooperativa. Esa es una de las primeras preguntas que todavía no está resuelta, cuál es la base legal (no sólo al nivel ejecutivo de los dos decretos mencionados) que justifica constitucionalmente la intervención de una empresa con personería de sociedad anónima.

El pasado lunes 29 las principales oficinas de SEYSA, todavía rodeadas de personal de la UTOP, que controlan el ingreso. No se pudo entrevistar al interventor Ing. Marco Arturo Cruz, quien se limitó a informar que en el curso de los próximos días se emitirá un comunicado específico. Al parecer el interventor ya se encuentra realizando reuniones de información con socios y usuarios. Mientras los servicios no han sido interrumpidos y los usuarios continuaban pagando sus facturas pendientes. Tampoco pudo ser encontrado el director de SEYSA Juan Luis Rivero. Según se supo, SEYSA tendría una deuda de 5 millones de dólares a ENDE.

En ese marco quedan preguntas que ojalá sean respondidas lo antes posible, además de la base legal de la intervención, cuál será el plan de mejoramiento de servicios eléctricos en el norte paceño, principalmente en Yanacachi, símbolo del potencial de energías limpias que podría encarar el futuro.

En el contexto nacional hay que recordar que en enero de este año, con el cambio de gabinete, el gobierno anunció el énfasis que tendría su política energética entre 2017-2020 y por ello creó el Ministerio de Energía (inicialmente llamado de electricidad y energía renovable), desprendiéndolo del de Hidrocarburos. En el telón de fondo están asuntos polémicos como el proyecto en El Bala y la planta nuclear en El Alto. Por ello, no parece una intervención casual la decidida este fin de mes.

PRIMERAS REACCIONES A LA INTERVENCIÓN

Este domingo 28, en el marco del ampliado por la coca realizado en Santa Rosa, el alcalde de Yanacachi, Wilfredo Cossío, declaró que la intervención a SEYSA es “una muy buena medida”. Recordó que Yanacachi ya se pronunció al respecto en otras ocasiones para que bajen las tarifas y mejore el servicio. “Felicitó al gobierno por esta medida”, concluyó.

En tanto, el ejecutivo de la Federación de Trabajadores Campesinos de Yanacachi, FETCY, puntualizó: “Nos hemos anoticiado. Hemos puesto nuestra posición por el mal servicio que presta SEYSA”, al tiempo de anunciar que este tema será visto con más detalle en futuras reuniones, con la esperanza de que sea una buena solución y que no sigan los abusos en los cobros mensuales.

SE NECESITA QUE FUNCIONE ODECO

El Ing. Álvaro Cuentas, técnico de la Autoridad de Electricidad, a inicios del mes, remarcó la obligación de (SEYSA) cuente con una Oficina de Defensa del Consumidor, ODECO, como manda la ley para todas las entidades que prestan servicios a los clientes. Así cualquier usuario puede hacer su reclamo y obtener la respuesta oportuna, desde la entidad y desde la Autoridad correspondiente que supervigila su trabajo.

Aconsejó que SEYSA limpie la red de distribución para que no existan problemas. El socio o usuario no debe cancelar nada por esta tarea.

FETCY LLEGA A UN ACUERDO CON H.B.

En el ampliado del 5 de mayo en la comunidad de Santa Rosa, convocado por las federaciones de Varones y de Mujeres de Yanacachi (FETCY y FEMCY), se analizó la firma de convenio con la Empresa Hidroeléctrica Boliviana (H.B.) para que ésta siga apoyando al desarrollo de las comunidades con Fundación Takesi, su brazo social.

Abel Palabra, Secretario Ejecutivo, indicó que en el anterior ampliado se analizó la reducción del presupuesto de H.B. para esta gestión a Usa. 2.000 por comunidad. Los dirigentes se reunieron con representantes de la empresa y después de varias horas lograron que se asigne Usa. 4000 por comunidad, tomando en cuenta sus muchas necesidades.

El convenio será socializado y posteriormente firmado para un alcance de cinco años.

Por su parte, Edwin Chavarría, director de la Fundación Takesi, resaltó el gasto de casi 100 mil dólares americanos que realizó la entidad en beneficio de las comunidades, pero que falta mayor control y seguimiento a los proyectos realizados. También se apoya otras actividades como el Año Nuevo aymara y la carrera de motos.
Con datos de la Fundación Pueblo


---------*---------
Scroll to Top