fbpx

Servicios deficientes preocupan a vecinos

Con la preocupación de no poder contar con servicio adecuado en el recojo de los residuos sólidos y la falta de un buen transporte público, más de 3.500 vecinos de la urbanización Playa Verde del Distrito Municipal 7 demandan a las autoridades municipales que intercedan en estos problemas que aquejan a los pobladores de este sector de la urbe alteña.

Este barrio que fue fundado el 12 de agosto de 1998, por lo que cuenta con 20 años de vida, los problemas de la basura y el transporte público continúan siendo la preocupación de sus habitantes, porque a pesar de que sus dirigentes y los mismos vecinos de base intentaron que las autoridades correspondientes, como el municipio, puedan ser los que intervengan para darle una pronta solución, pero hasta la fecha estos conflictos continúan.

El presidente de la zona Pastor Callata, que por tercera vez fue ratificado, por lo que ya se encuentra en el cargo por más de 6 años consecutivos, poco o nada pudo lograr para que estos dos problemas sean solucionados a la brevedad posible en favor de sus vecinos, en el momento continúa luchando para que la empresa encargada de recoger la basura cumpla con su servicio y el tema del transporte público deje de ser un abuso a la economía de los habitantes de esta zona.

“Es una pena que nadie pueda poner un alto a este tipo de abusos que recibimos, primero por parte de la empresa de recojo de basura que en principio como estaba destinada la presencia de los trabajadores de esta empresa que deberían hacerse presentes para recoger los días lunes y viernes, pero hace más de un mes ya no se aparecen y el problema que se ha creado es que de manera muy peligrosa está provocando contaminación ambiental, debido a que muchos de los vecinos han optado por echar su basura en el río que pasa por nuestra zona”, manifestó el dirigente.

Otro de los problemas es la preocupación de los vecinos es el abuso que sufren por parte de los operadores del transporte público de minibuses, que con el pretexto de que el camino está en muy malas condiciones y el trayecto es largo para llegar hasta su destino en este sector de la ciudad de El Alto, cobran por tramo, lo que ha hecho que desde la Ceja hasta Playa Verde deben llegar con Bs 4,50, debido a que de la Ceja hasta Lagunas cobran Bs 1, desde este sector hasta Vella Vista el mismo monto, de este lugar hasta San Roque de la misma forma y de esta zonas hasta Playa Verde Bs 1,50 y en caso de un retorno como en muchas ocasiones sucede solo de ida y vuelta a la Ceja cada vecino invierte Bs 9, actitud de los choferes que es repudiada por los vecinos.

“En el momento nuestra economía no está como para efectuar estos gastos, por eso pedimos a las autoridades correspondientes que puedan interceder ante los dirigentes de los choferes para que este tipo de abusos puedan ser controlados, aunque se ha tratado de conversar con representantes de este gremio en nuestro sector, pero no se ha logrado nada”, lamentó Callata.

FALTA DE ALCANTARILLADO E INFRAESTRUCTURA

La preocupación de los pobladores de la urbanización Playa Verde es la falta del funcionamiento del servicio del alcantarillado sanitario, a pesar de que la red ya está instalada, siendo uno de los principales problemas para este cometido el funcionamiento de los cárcamos de bombeo que deberán ser instalados en otra de las zonas aledañas, donde deberá desembocar las aguas servidas.

La falta de este servicio básico ha hecho que hasta la fecha y durante los 20 años que tiene la zona, todavía tengan que utilizar pozos sépticos, lo que en muchas de las ocasiones ya ha hecho que se presenten algunos problemas de salud, especialmente en los niños, producto de la contaminación ambiental que provoca.

“Poco a poco se está instalando el servicio del alcantarillado sanitario, pero de la misma forma tendrá que funcionar los cárcamos de bombeo, pero que entre tanto los vecinos seguimos con este problema de los pozos ciegos que en más de una ocasión ya nos ha generado problemas al margen de los malos olores una inversión económica para pagar los cisternas que prestan sus servicio para sacar las aguas servidas cuando se llenan los pozos”, indicó el presidente de la zona, Pastor Callata.

Otro de los problemas que tiene la zona, es la falta de un apoyo económico que pueda significar la construcción de varias de las necesidades que tiene el barrio, como un módulo policial, mercado y centro de salud.

A pesar de que cuenta con espacios libres para este tema no existe un Plan Operativo Anual (POA), que pueda ser suficiente para hacer realidad estas necesidades.

De la misma forma, la construcción de aulas se está realizando para la unidad educativa Playa Verde, pero continúa siendo insuficiente, debido al crecimiento poblacional de estudiantes, pero se espera que el POA zonal pueda ser de mucha ayuda para la culminación de estas obras.

Por falta un módulo policial lo único que hacen los vecinos es darse forma de alertar a sus habitantes con petardos en caso de la presencia de antisociales que de un tiempo a esta parte se ha incrementado porque no existe un patrullaje de efectivos policiales.

SONDEO DE OPINIÓN

LEONARDA QUISPE

Pedimos a las autoridades el mejoramiento de nuestras calles y la implementación de más infraestructura, porque no tenemos mercado centro de salud y otras construcciones que nos hace tanta falta, como escenarios deportivos, plazas y parques.

De la misma forma no contamos con cordones de acera, las autoridades no atienden nuestras necesidades de acuerdo a lo que nos falta, son muchas las obras que precisamos en este momento, porque en 19 años de nuestra zona no tenemos casi nada y eso es muy preocupante.

VICENTA HEREDIA

Pedimos a las autoridades municipales que intercedan por nosotros ante la empresa de recojo de basura que ya no viene y ya no sabemos dónde depositar nuestros desechos sólidos y como no podemos tenerlo en nuestras casas por mucho tiempo, estamos optando por votar a las calles, pero eso también traerá problemas.

Otra de las dificultades que nos preocupa, es la falta de un transporte que nos pueda prestar un servicio sin hacer tanto trameaje, porque invertimos mucho dinero desde la Ceja hasta nuestros domicilios.

PASTOR CALLATA

Mi mayor desafío en esta nueva gestión que me toca, es lograr la implementación de toda la infraestructura que hace falta a la zona, porque de contar con un presupuesto un poco más que los años pasados estamos seguros que lograremos este propósito, además nuestra unidad educativa necesita mucho más apoyo del municipio.

Otra de nuestras preocupaciones es la falta del funcionamiento de nuestro alcantarillado sanitario, porque no podemos seguir utilizando los pozos ciegos que nos ocasionan muchos problemas de salud sobre todo a los niños y personas de la tercera edad.

El Diario