Sequía diezmó 3 millones de toneladas de alimentos

 

La sequía que asoló gran parte del territorio nacional y golpeó con fuerza al departamento de Santa Cruz diezmó al menos 3.03 millones de toneladas de alimentos para el Estado, en una campaña de invierno calificada de “desastrosa para la producción agrícola”, informó ayer el presidente de la Cámara Agropecuaria dle Oriente, (CAO), Julio Roda.

Para el directivo empresarial este año quedará en el recuerdo como la gestión más "desastrosa" para la producción nacional y, en particular de Santa Cruz que registró un retroceso de la producción agrícola en 192.592 hectáreas con respecto al periodo agrícola 2015, enfatizó.

La sequía afectó un 65% de la superficie cultivada -unas 476.708 hectáreas- y ocasionó la baja de los rendimientos de todos los cultivos y, en muchos casos, la pérdida de plantaciones fue total, reportó la Cámara.

Con respecto al área sembrada, está cayó un 20%, de 923.000 (2015) a 738.450 (2016) hectáreas mientras que la producción de alimentos mermó hasta en un 51%, de 2.023.010 (2015) a 989.800 (2016) toneladas, precisó números Roda.

En mayor o menor grado, los cultivos de invierno más castigados fueron el trigo, el girasol, la soya, el sorgo, la chía y el maíz, mencionó.

Lo que más afecto a la producción agrícola fue la sequía y las plagas, indicó el empresario para quién solo el sector pecuario reflejó un desempeño favorable en la presente gestión.

VOLUMEN DE ALIMENTOS

Sobre la superficie y producción que dejaron las campañas agrícolas verano-invierno 2016, Roda informó que el área sembrada llegó a 2,25 millones de hectáreas, un 8% menos respecto a 2015, que abarcó 2,44 millones de hectáreas.

En ese sentido la producción este año llegó a 9.43 millones de toneladas, un 24,30% menos que en 2015, cuando se logró una cosecha de 12.45 millones de toneladas de alimentos, subrayó el directivo.

Según la CAO, la producción de maíz, arroz y sorgo, sufrieron retrocesos mientras que la soya, el sésamo, algodón y la caña de azúcar, repuntaron, pero los resultados en invierno fueron dramáticos, recalcó.

A la par de la sequía el ataque del gusano cogollero impactó en la reducción de los rendimientos de los cultivos y encareció los costos de producción.

PÉRDIDAS MILLONARIAS

El sector agrícola también reportó pérdidas millonarias en lo económico.

Las estimaciones que tiene la CAO, señala que al menos $us 1.000 millones fueron las pérdidas que aguantó el sector durante la campaña de invierno 2016.

Por concepto de cultivos el valor que perdió el sector llegaría a los $us500 millones mientras que la mora con la banca y casas comerciales que importan insumo agropecuarios también sería por otros $us500 millones, indicó la Cámara Agropecuaria del Oriente.

DESEMPEÑO POSITIVO

Amén del duro golpe sufrido por el agro, el sector pecuario -productores de bovinos (carne y leche), cerdo y avícola- mostraron un mejor dinamismo productivo. Creen que las inversiones realizadas por estos sectores en tecnología, genética e infraestructura ayudaron a resistir los efectos climatológicos en la presente gestión.

PERSPECTIVAS

Para el 2017, siempre y cuando el clima sea favorable, el agro estima crecer hasta en un 6% en la campaña de verano. De esta manera se estima que la cantidad de hectáreas plantadas puedan pasar de 1.338.125 a 1.411.825 hectáreas.

Los sectores a los cuales la COA apunta para repuntar el próximo año son: el sorgo, sésamo, algodón, maíz y soya, identificó la institución agropecuaria.


---------*---------
Scroll to Top