Sequía aumenta migración de familias hacia ciudades

      El DIARIO y Agencias.- Las autoridades locales de Potosí y Cochabamba señalaron que la aguda sequía que vive el país ha provocado el aumento de la migración de varias familias de agricultores hacia otras ciudades del país y el exterior.

La autoridad originaria de los ayllus de Potosí, Francisco López, y el acalde municipal de Betanzos, Juan Tellez, coinciden en afirmar que la sequía inducirá en la migración de las familias del campo hacia las ciudades capitales del país como La Paz, Santa Cruz y otras.

Según informó la autoridad municipal de Betanzos, quien afirmó que a consecuencia de la sequía del año 2015, se redujo 30 por ciento del volumen de la producción agrícola en el municipio de Betanzos y esta situación provoca migración de sus habitantes del municipio de Betanzos hacia otras ciudades.

En tanto, en los ayllus del Norte de Potosí la situación es similar, pobladores de varias comunidades se vieron obligados a migrar, porque las cosechas se han perdido. Según declaración de la autoridad originaria, Francisco López, manifestó; “por falta de cosecha se fueron en busca de mejor vida hacia las ciudades de Cochabamba, Santa Cruz, Potosí y otras regiones del país”.

Por otro lado, señalar, que el presupuesto departamental de Potosí para atención de desastres naturales, alcanza alrededor de 10 millones de bolivianos, según datos del gobernador Juan Carlos Cejas.

En ese sentido, la autoridad departamental Cejas dijo; “Los esfuerzos serán inútiles, si cada uno de nosotros no comprendemos la importancia del agua en nuestra actitud hacia el cuidado de este recurso, que es imprescindible para la vida”.

La peor sequía que azotó al país en los últimos 25 años también ocasionó que varias familias del cono sur del departamento de Cochabamba, dedicadas a la producción de hortalizas y cereales, migren a otras regiones del país o al exterior, reportan el presidente de la mancomunidad del cono sur, Melecio García, y algunos alcaldes de la región.

Pasorapa, Omereque, Aiquile, Mizque y Vila Vila son los municipios más afectados porque perdieron hasta el 80 por ciento de sus cultivos.

García dijo que varias familias de los 11 municipios que forman parte de esa región se desintegraron, porque los padres abandonaron sus hogares para ir en busca de trabajo hacia el trópico o hacia Santa Cruz.

Señaló que las familias productoras de esa región tienen semilla, maquinaria y sistemas de riego; pero por la falta de agua prefieren no arriesgarse para evitar pérdidas.

El diario.


---------*---------
Scroll to Top