Sentencian a 30 años de cárcel a dos sargentos por feminicidio de colegiala

    Los sargentos del Ejercito Ángel Reynaldo Mamani Huallpa y Vidal Chávez Quispe fueron sentenciados a 30 años de cárcel cada uno, por incurrir en feminicidio al causarle la muerte a la colegiala, entonces premilitar, Carmen Rosa Mollo Ayllón (17), registrado en el municipio de Achacachi, el 30 agosto de 2014.

Según los antecedentes de ese hecho, que conmovió a la sociedad, la primera versión que se dio a conocer fue la de Vanessa M., prima y compañera de la formación premilitar que ambas recibían en el Regimiento Ayacucho, del Ejército, con asiento en Achacachi, donde los dos sargentos sentenciados eran instructores.

La sobreviviente del hecho señaló, en una primera instancia, que ambas habían sido secuestradas y dopadas y que, dándola a ella por muerta, logró escapar y retornar a su domicilio, para que luego su familia presente la denuncia de lo ocurrido.

Sin embargo, horas más tarde, la versión cambiaría, al revelarse otros detalles, sobre la relación que existía entre las adolescentes y los instructores que habían inducido a las menores.

VASO DE BEBIDA

“Vanessa M. relató que en la casa de Mamani tomó un vaso de bebida alcohólica y, posteriormente, perdió el conocimiento. Cuando despertó a la mañana siguiente se vio sin pantalón y con Carmen Mollo tiesa a su lado”, de acuerdo con el comunicado emitido por la Fiscalía Departamental, concluido el juicio oral, sobre la base del informe de la fiscal asignada al caso, Tania Alfaro.

De acuerdo con la autoridad, ambas fueron ultrajadas sexualmente y encerradas en la habitación de Mamani, quien al retornar de la formación en el cuartel, junto a Chávez, se percató de que una de las jóvenes no tenía signos de vida, por lo que ambos acusados amenazaron a Vanessa M. para que no diga nada sobre lo sucedido.

“Los acusados envolvieron el cuerpo de la víctima en una frazada y lo llevaron en un vehículo negro, marca Toyota, hasta la localidad de Pucarani, donde lo enterraron”, señaló la fiscal.

CUERPO DE LA VÍCTIMA

La fiscal sostuvo que ante la denuncia, el Ministerio Público y la Policía se constituyeron en la localidad de Pucarani, comunidad Cota Cota, donde luego de que Vanessa M. revelará detalles, los efectivos dieron con el cuerpo de la víctima, que presentaba un traumatismo craneal encefálico, sin fractura pero con causa policontusa.

Ante las pruebas fehacientes presentadas por la fiscal, la autoridad jurisdiccional dictó la pena máxima contra los acusados, en apego a lo solicitado por el Ministerio Público, basado en el artículo de la Ley 348, que establece la sanción de 30 años, sin derecho a indulto, para quien o quienes maten a una mujer.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top