Salud mental de pacientes

Eduardo Velasco junto a los superhéroes para una visita a los niños del Oncológico de Santa Cruz.

Teniendo en cuenta que la salud mental es muy importante para enfrentar el cáncer, la necesidad de los profesionales psicooncólogos es de suma importancia en los hospitales donde existan departamentos de oncología, tanto para tratar a los pacientes, como al equipo médico que está expuesto a muchas cargas de estrés por el trabajo que desempeñan. Sin embargo, la realidad en el país es otra.

A la carencia de centros públicos especializados en el tratamiento del cáncer, la falta de equipamiento en las secciones oncológicas de los pocos hospitales del Estado que tratan este mal, la falta de insumos médicos y el alto costo de los tratamientos se suma la falta de especialistas. Es el caso de los psicooncólogos, una especialidad que necesita de una formación que por el momento no existe en Bolivia, según Velasco. El experto contó que permaneció nueve años en la Argentina entre el estudio de esta rama médica y sus prácticas en el Hospital Pediátrico J.P. Garrahan, uno de los centros oncológicos más reconocidos de la región.

“De hecho es una especialidad que necesita una larga trayectoria de tratamiento oncológico. Es decir, es una formación que se da en países con una gran experiencia en tratamiento del cáncer como es Argentina o Chile”, aseguró el profesional que también estudió la especialidad en cuidados paliativos, un área que se encarga de prevenir y aliviar el sufrimiento, así como mejorar la calidad de vida del enfermo terminal.

SOLO SEIS PERSONAS

El psicooncólogo indicó que los tratamientos de esa especialidad la hacen seis personas en el país: él y tres de sus colegas en Santa Cruz (Yenny Vargas, Alejandra Covarrubias y Jahel Vásquez), una en La Paz (Rose Karen Flores) y otra en Cochabamba.

De los seis solo cuatro trabajan en un hospital público. Velasco es uno de ellos, pero por “paradojas de la vida”, como él dijo, pese a ser un especialista aún no cuenta con ítem y lleva ya tres años de trabajo en el Instituto Oncológico del Oriente Boliviano.

“Si todo el mundo dice que el aspecto psicológico es importante para que el paciente de cáncer se cure ¿Dónde están los contratos? Hace tres años que vengo trabajando y no lo tengo y no es que la directora del oncológico no lo quiera, sino porque no hay ítems”, aseguró.

Velasco dice sentirse orgulloso de trabajar en aquel lugar donde día a día niños, adolescentes y adultos se convierten en verdaderos ejemplos de vida al no dejarse vencer por el cáncer y donde también los profesionales asumen el papel de héroes sin capa al luchar contra un mal tan delicado pese a las dificultades y carencias. (ANF)


---------*---------
Scroll to Top