Sánchez destaca 11 años de nacionalización de hidrocarburos e inversiones para impulsar la industrialización

    El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, destacó el sábado los 11 años de la nacionalización del sector hidrocarburífero boliviano y las millonarias inversiones para impulsar la industrialización del gas, que genera los mayores ingresos para el país.

    "Tenemos muchos motivos para celebrar los 11 años de la nacionalización de los hidrocarburos, que mejoró la economía nacional, dando mejores días a las familias bolivianas. Nos devolvió la soberanía sobre nuestros recursos naturales que anteriores gobiernos los habían regalado, nos devolvió la dignidad y la posibilidad de avanzar hacia la industrialización, que ahora se ha convertido en nuestro norte", dijo.

    La estatización de los hidrocarburos, en mayo de 2006, es la obra estrella del Gobierno del presidente Evo Morales, que luego dio paso a sucesivas nacionalizaciones de la minería, telecomunicaciones, electricidad y aeronavegación.

    "Cuando el presidente Morales nacionalizó los recursos naturales decían que era un error porque ya no habrían inversiones. Hoy, a 11 años de la valiente decisión, celebramos con más inversiones en el país", enfatizó Sánchez.

    Según datos del Ministerio de Hidrocarburos, en Bolivia se prevé invertir en el sector petrolero 12.681 millones de dólares entre 2016 a 2020.

    En tanto que en 2017 la renta petrolera de Bolivia alcanzaría un récord histórico que oscilará entre los 2.600 y 2.800 millones de dólares, 12 veces más de lo que se percibía en un año del período neoliberal.

    Entre 1985 y 2005, Bolivia recibió por renta petrolera un ingreso promedio de 225 millones de dólares anuales, mientras que en 2006 y 2015 se percibieron 31.573 millones, con un pico en 2014 de 5.489 millones.

    Recientemente la Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó la suscripción de contratos de servicios petroleros por más de 1.656 millones de dólares de inversión para tres nuevas áreas exploratorias Charagua (Santa Cruz), Aguaragüe Centrom (Tarija) e Itacaray (Chuquisaca).

    Respecto al potencial de estas áreas, Sánchez señaló que Charagua posee 2,7 trillones de pies cúbicos (TCF´s por su sigla en inglés); Aguaragüe Centro, casi 0,6 TCF´s e Itacaray, cerca de 0.9 TCF´s.

    "Entre las tres áreas se suman alrededor de 4,2 TCF´s, que permitirán incrementar nuestras reservas, producción y se estiman ingresos totales de más de 13.300 millones de dólares que serán percibido como efecto de los contratos", informó la autoridad.

    La firma de estos contratos, consideró Sánchez, obedece a la promulgación de la Ley de Incentivos que a criterio suyo ha sido una gran medida para el sector, porque gracias a ella se han podido atraer inversión en hidrocarburos al país.

    "La Ley de Incentivos, sumado a la seguridad jurídica, la alta prospectibidad que existe en el país y los buenos mercados en la región han permitido que las empresas más grandes del mundo expresen interés en invertir en Bolivia, siendo socios en nuestros proyectos", resaltó.

    La autoridad refirió que, a finales de marzo pasado, la empresa Shell, a través de su vicepresidente Maarten Wetselaar que llegó a Bolivia, reafirmó el compromiso de la firma con el país llevando adelante uno de los proyectos exploratorios más importantes del último tiempo, Huacareta.

    En la oportunidad expresó convencido de que Bolivia es un país que ofrece seguridad jurídica a las inversiones y posee alto potencial hidrocarburífero, comentó.

    Asimismo, Sánchez recordó que la semana pasada el vicepresidente de la firma rusa Gazprom, Vitaly Markelov, llegó a Bolivia y, de la misma forma, ratificó su interés de invertir y desarrollar actividades de exploración y explotación en Bolivia; además de concluir hasta mediados de este año los convenios de estudio de tres áreas exploratorias Vitiacua, La Ceiba y Madidi, para definir en junio próximo su interés de explorar en dos de las tres áreas.

    Asimismo, se acordó la conformación de empresas binacionales boliviano - rusa para el desarrollo de actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en otros países y para la comercialización de gas natural vehicular y gas natural licuado, tanto al interior de Bolivia como al exterior.

    A criterio de Sánchez, el impulso a la actividad hidrocarburífera a partir de la nacionalización ha sido muy fuerte.

    "Muestra de ello es que entre los años 2013 y en lo que va del 2017 se han firmado 14 contratos de servicios petroleros, lo cual se constituye en un récord histórico", enfatizó.

    Los contratos firmados son para las áreas Isarsama, San Miguel, El Dorado Oeste, Azero, Carohuaicho A, B, C y D y Oriental y, ahora, se suman a esta lista Charagua, Aguaragüe Centro e Itacaray.
redcentral-rm/                ABI

 


---------*---------
Scroll to Top