Rentabilidad del café requiere cuidado

De un tiempo a esta parte, la zona de los Yungas ha quedado rezagada en la producción de café; sin embargo, todavía mantiene su liderazgo, y es que la nueva generación de productores vieron la rentabilidad del grano en el mercado nacional e internacional, y es por ello que aumentaron la superficie cultivada, opinó Félix Chambi García, de la Asociación Nacional de Catadores del país.

"Es negocio el café", apunta Chambi al indicar que las nuevas generaciones de productores de café en los yungas, comprendido entre 20 a 25 años, han tomado más en serio la iniciativa de aumentar los cultivos, ya que constataron que los resultados son positivos.

Aunque sí es un trabajo arduo, a comparación del cultivo de coca, pero los resultados pueden ser muy ventajosos. Como ejemplo señaló de que sí un productor cultiva tres hectáreas, y el mismo rinde 50 quintales por cada hectárea, tranquila mente puede obtener 150.000 bolivianos por el mismo.

Sin embargo, lamentó que la antigua generación de productores de café sólo haya podido tener una visión menos comercial, y hayan sembrado por sembrar, ya que el producto va en aumento su demanda a nivel nacional, y es por ello que el mercado boliviano tiene una variedad de ofertas.

Dice que el mercado nacional podría consumir toda la producción de café que se genera en todo el país, sin embargo la oferta es mucha, y por lo tanto el 70% se exporta, y sólo el 30% se queda en el país.

Sostiene que toda la cadena del café es rentable, y Bolivia aumentó su consumo, y es por ello que el experto en el tema explica que la producción del mismo con lleva mucho trabajo, y para que tenga la calidad adecuada, requiere de mucho cuidado y de un buen clima.

"Es decir, una lluvia adecuada, momento adecuado de la cosecha, presencia de sol adecuado, fermentado adecuado, entre otros", para que sea una producción que guste a los consumidores, señala.

ROTACIÓN

Asimismo, un periodo de siembra del café está en promedio los 10 años, pasado este periodo deberá rotar el cultivo, con otros productos, de lo contrario el cansancio de la superficie sólo generará un producto de baja calidad.

“Un café empieza a producir al tercer año, y durante ocho años no puede presentar problemas, hasta los 10 años óptimamente la cosecha es buena, pasado este periodo empieza la decadencia", apunta el experto y lamentablemente la mayoría de los productores no toman esta sugerencia en serio.

PRECIOS Y EXPORTACIÓN

Por otra parte, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el valor y el volumen de la exportación de café muestran un descenso, a lo largo de los últimos cinco años, y la tendencia parece continuar la próxima gestión.

Estados Unidos, Bélgica, Alemania, serían los principales mercados para el café boliviano, y esto se debe por las calidad del grano, que es producido a una altura determinada por la naturaleza, entre 2013-2014.

Mientras en el periodo 2014-2015, Estados Unidos mantiene el liderazgo en la compra de café, pero e producto ingresó a mercado de Inglaterra, Francia; Alemania y Bélgica mantienen su cuota de compra.

DATOS

Se calcula que hay una participación de cuatro mil personas en procesos complementarios a la actividad cafetalera, entre empleados permanentes y eventuales, dedicados a trabajos de selección manual del producto de exportación, así como para la comercialización de café para el consumo local. Pero las familias productoras suman más de 17.000 a nivel nacional.

En La Paz se destaca la provincia Caranavi, que tiene una contribución del 74,2 por ciento de la superficie de producción en relación al total regional.

Observando los datos que arrojó el segundo Censo Agropecuario que se realizó en el país, se puede notar que el crecimiento de las hectáreas de cultivo de café en el departamento de La Paz, entre 1984 y 2012, apenas fue de unas diez mil hectáreas. La superficie cultivada de café en 1984 en La Paz era de 27.548 hectáreas, mientras que en 2012 llegó a 34.816 hectáreas.

La secretaria General de la federación de Caficultores Exportadores de Bolivia, Susana Lima, le habría indicado a la red Erbol, que hubo una reducción del 32 por ciento de la exportación de café, ahora vende al mercado internacional 75 mil sacos, cuando antes se lograba acomodar 110 mil sacos.

ALGUNOS DATOS ADICIONALES

Al margen de la subida y bajada de precios y el cambio de rubro de algunos productores, los cafetaleros deben enfrentar la aparición de nuevas plagas, lo que hizo que decayera la producción cafetalera en casi un 30%. A esto se suma el rendimiento de la producción, según algunos informes, en el país se produce por cada hectárea de 20 a 30 quintales, mientras que en países vecinos como Perú es de 60 a 70 quintales por hectárea.

El Centro de Promoción Agropecuaria Campesina informa que en la gestión 2013, el saco de 50 kilogramos de café oro de exportación estaba en 100 dólares y hoy la cotización es un poco más.

Mientras la producción cafetalera decae en el departamento de La Paz, el rendimiento en Santa Cruz crece. Los productores cruceños crecieron en la gestión 2015-2016, por los buenos precios del mercado internacional.

Productores de café en Bolivia: 95% tienen sus plantaciones en La Paz (Yungas, principalmente en Caranavi), y el 5% en Cochabamba y Santa Cruz.

Se informa que alrededor de 17.491 Familias son productoras de café, y que la superficie cultivada alcanza a 60.105 hectáreas, con una producción de 14.123 toneladas métricas, el número de departamentos productores alcanza a 6 y son 41 municipios involucrados en el tema.

De un tiempo a eta parte, se ha puesto en marcha concursos para premiar al mejor café y hacer que la cotización del mismo suba en el mercado internacional. Hace años atrás la Taza de Excelencia se llevaba en los Yungas paceños con apoyo de la agencia de cooperación de Estados Unidos, pero este ya no se realiza. El gobierno asumió este rol y lo realiza a nivel nacional.


---------*---------
Scroll to Top