Ramos: La masacre de Todos Santos no fue en vano porque se logró expulsar a las corrientes dictatoriales

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), David Ramos, afirmó el miércoles que la masacre de Todos Santos no fue en vano, porque la clase obrera logró expulsar a las corrientes dictatoriales que gobernaron el país.

    "Esa sangre que derramaron nuestros hermanos bolivianos y mineros no fue en vano, porque esa lucha llegó a un nivel más alto entre el 2001 y 2003 cuando se logró expulsar a todas las corrientes dictatoriales y neoliberales que siempre han sido contrarios a los intereses de la patria", dijo.

    Ramos refirió que para el sector minero el 1 de noviembre de cada año es una fecha en la que se recuerdan las dictaduras que acribillaron a los trabajadores por pretender defender la democracia.

    El 1 de noviembre de 1979, el coronel Alberto Natusch Busch perpetró un violento golpe de estado, que dio inicio a la seguidilla de gobiernos militares de facto en Bolivia, que culminaron en 1981 con la dictadura de Luis García Mesa y la muerte de políticos como el socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz y el sacerdote jesuita Luis Espinal Camps.

    El golpe fue anunciado a través de un comunicado emitido por las radioemisoras del país y la madrugada del 1 de noviembre, Natusch movilizó a los regimientos Tarapacá e Ingavi con quienes dio inicio a la denominada masacre de Todos Santos, que dejó decenas de muertos y heridos.

    La masacre fue conocida como el más cruento en Bolivia, porque el gobierno de Natusch, que apenas duró 16 días, protagonizó ese sanguinario hecho en la historia del país.

    "Por eso, hoy los bolivianos decimos que esa sangre derramada no ha sido en vano, porque ahora con este proceso de cambio, bajo el liderazgo del presidente Evo Morales, los bolivianos somos más dignos, soberanos, no dependemos de ninguna injerencia externa y asumimos nuestros desafíos de manera soberana", remarcó Remos.
cta/rm/                             ABI


---------*---------
Scroll to Top