Racionalizan agua potable en zonas altas

Sequía afecta a la zona alta de Sucre y autoridades aún no se pronuncian.

Vecinos del barrio La Esperanza dieron un ultimátum a la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado (Elapas) para garantizar la dotación de agua en sus hogares. Denunciar que no reciben el recurso natural hace una semana, varios vecinos de al menos cuatro barrios del Distrito 3 optaron ayer por bloquear la calle, donde se sitúan las oficinas de la empresa.

Un grupo de habitantes del D-3 cortó ayer el tráfico de la calle Urriolagoitia mientras sus representantes sostenían una reunión con ejecutivos de Elapas, a donde llegaron tras una semana sin agua.

El resultado del encuentro: el anuncio de una solución hasta la tarde; ello no ocurrió, dijo el presidente del barrio La Esperanza, Ramiro Paco. La respuesta que tuvo al reclamar fue que una cañería estaría obstruida. Los afectados seguirán aguardando hasta el mediodía de ayer.

Paco indicó que de no cumplir Elapas, remitirá una denuncia ante la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS), al resaltar que el problema data de hace varios años.

Las zonas altas de Sucre reciben agua sólo dos a tres días a la semana, pero según Paco, el cronograma no se estaría cumpliendo desde septiembre, pues reciben agua sólo unas horas y no así todo el día. El gerente Técnico de Elapas, Enzo Pórcel, dijo anteriormente que el caudal de Cajamarca que es de donde proviene el agua para las zonas afectadas, se redujo en casi un 50%.

Luego de varios intentos de comunicación con los responsables de la empresa, el relacionador público, Yohan Vedia, anunció que los barrios El Rollo, Residencial y La Esperanza recibirán agua por red los lunes y viernes, y Villa Marlecita, martes y sábado. Además habrá distribución por cisternas según requerimiento y dotarán de tanques a los barrios con dificultades.

Ayer, durante el bloqueo, los vecinos manifestaron que el agua de cisternas no siempre es limpia y crea conflictos entre vecinos; además otros no siempre están en sus hogares en el momento del suministro.

En otros casos no todos tienen posibilidad de acudir hasta donde se sitúa la cisterna, por problemas de salud o incluso por la topografía de la zona.

Se incrementó la temperatura y el caudal de agua que ingresa a Sucre es fluctuante; ayer por la mañana descendió entre un 15% y 20%. Elapas garantiza la distribución del líquido aunque de no haber lluvias en los siguientes días, los porcentajes podrían caer, por lo que recomienda el uso consciente. Entretanto, la temperatura más alta del año llegó a los 28 ºC y el Senamhi pronostica registros todavía más elevados.


---------*---------
Scroll to Top