Río Ichilo registró crecida histórica de 14.10 metros

Las precipitaciones del fin de semana ocasionaron que los niveles de los ríos sufran crecidas extraordinarias. El río Ichilo alcanzó el nivel histórico de 14.10 metros, superando a la registrada el 2015 de 13.30 metros.

“Gracias a los defensivos y trabajos en el control de cuencas no se registró desborde de los ríos”, informó Luis Aguilera, director del Servicio de Encausamiento y Regularización del Río Piraí (Searpi) de la Gobernación.

Si bien la lluvia cayó en gran parte del departamento, fue la cuenca del río Piraí la que sufrió mayores embates y crecidas, no tanto así la cuenca del río Grande.

Según el reporte el río Surutú llegó a 3 metros de altura presentando una crecida extraordinaria, el río Yapacaní llegó a 6 metros, en la zona de Espejos el caudal del agua llegó a 3.20 metros presentando también una crecida extraordinaria.

En la víspera, los niveles de las aguas descendieron, con la tendencia de lograr sus medidas normales debido a que no se tiene pronosticado lluvias los próximos días.

La autoridad resaltó que el fin de semana los técnicos del Searpi monitorearon los defensivos para ver el impacto del caudal del agua, estando en óptimas condiciones, evitando desbordes e inundaciones. “La Gobernación cruceña ejecutó una inversión millonaria en la construcción de defensivos a los largo de las cuencas de los ríos Grande y Piraí, para proteger a las poblaciones aledañas a las riberas y para garantizar la seguridad alimentaria del país”, dijo Luis Aguilera.

Por su parte, Ernesto Arnez, responsable de Hidrología del Searpi, informó que debido a la precipitación de la lluvia registrada este fin de semana, se reportó que el nivel del río Ichilo tuvo una crecida extraordinaria, mientras que el río Yapacaní llegó hasta los 6 metros y en este momento se encuentra en una fase de decrecimiento.

En este sentido, indicó también que se prevé que en el transcurso de los próximos días la situación del clima y las lluvias se irá normalizando; no obstante el equipo del Searpi se encuentra en todos los alrededores para informar sobre el nivel de los ríos.

TESTIMONIOS

El diario local El Deber rescató testimonios de afectados: Máximo Acai y Luciana Pérez quedaron atrapados en una vivienda que está a la orilla de la carretera entre Yapacaní y el Puente Ichilo, en el kilómetro 53. La parte baja de la casa quedó bajo el agua y tuvieron que pedir ayuda. Anoche, a las 21.00, todavía no se los había rescatado.

Esta es una de las situaciones que el pronóstico para el fin de semana alertaba la llegada de mal tiempo, pero no esperaban que los niveles del río Yapacaní suban al punto que ingresen a su cabaña en el puerto Yapacaní. El nivel de las aguas, en esta zona distante a 110 kilómetros de la capital cruceña, en la provincia Ichilo, comenzó a subir a las 2.00, pero la fuerza del turbión recién ingresó cinco horas después a la cabaña de Jhonny Cruz y Polonia Castedo, obligándolos con la ayuda de sus tres hijos a sacar las heladeras y la rocola para trasladarlas a un lugar más elevado y así evitar su deterioro.

“Estamos acostumbrados a los turbiones, son nueve años que trabajamos en esta cabaña en el puerto Yapacaní, pero hacía unos tres años que no se entraba el agua. Esta vez llegó a unos 40 centímetros del ras del piso”, cuenta Polonia, que sostiene no temerle a las aguas del río Yapacaní. Luciana y Máximo se vieron afectados por un desborde del río Ichilo, con una crecida de casi 14 metros.

DATOS

- Los ríos Yapacaní e Ichilo resultaron muy afectados, con crecidas que alcanzaron casi seis y más de 13 metros, respectivamente.

- El período intenso de lluvias ya terminó y los niveles están volviendo a la normalidad.

- El peligro pasó y que se constató que los defensivos respondieron, aunque la barranca izquierda del Yapacaní, que colinda con la población, está algo erosionada.

- El Píraí también tuvo una crecida en La Angostura (1.85 metros).


---------*---------
Scroll to Top