Pruebas son de Inteligencia policial

La Alcaldía de la ciudad de El Alto presentará como pruebas de cargo en el juicio que iniciará contra el excomandante regional de la Policía en esa urbe, coronel José Luis Peña, los informes de Inteligencia policial, informó el asesor legal de esa instancia, Jerald Quisbert.

Hace una semana, Quisbert informó a EL DIARIO que en el proceso judicial penal que se inició contra Peña por la quema de oficinas de esa institución, que provocó la muerte de seis funcionarios el 17 de febrero de 2016 a raíz de una marcha de padres de familia, se espera la notificación oficial del juez séptimo de instrucción en lo penal de El Alto, Héctor Quilla, para presentar el pliego acusatorio donde como pruebas de cargo se presentará, además de los informes policiales, las cartas que se remitieron esa mañana pidiendo el resguardo policial de los edificios ante las recurrentes amenazas.

“Todo lo que hay (en la Fiscalía) es todo lo que se presentó en juzgados y son informes de la Policía contundentes, que refieren que un día antes de los hechos ya se conocía de la marcha. Que el mismo día de la marcha el Departamento de Inteligencia Departamental y de El Alto le decían (a Peña) ‘llamen al Comando Departamental porque acá la marcha ya es de más de 10 mil personas’. Le fueron recomendando, ocho de la mañana, nueve de la mañana, 10 de la mañana y los reportes decían que no hay efectivos policiales hasta las 10.30 de la mañana”, explicó Quisbert sobre las pruebas que se presentarán.

Según el jurista, en los informes emitidos por el coronel Peña existen elementos que son contradictorios con lo que en realidad pasó aquella mañana. Según los antecedentes, Peña afirma que el conflicto ya estaba controlado a las 11 de la mañana “cuando en los hechos, los reportes policiales de Inteligencia dicen que al mediodía, recién el comandante nacional y departamental de la Policía llegaron a El Alto y fueron ellos quienes recién instruyen que el Equipo Delata y Antidisturbios salgan controlar las calles aledañas y permitan que el equipo de Bomberos ingrese hasta el edificio de la Alcaldía”, afirma Quisbert.

SANCIONES

Explicó que las sanciones que el coronel Peña puede afrontar son de tres a cinco años de privación de libertad por supuesto incumplimiento de deberes y de cuatro a 10 años por delito de homicidio en grado de autor que son las tipificaciones que se presentó en la denuncia.

El juicio se instalaría sólo contra el coronel Peña porque fue el único policía investigado por la Fiscalía que finalmente lo sobreseyó.

“Nosotros hemos asumido llevarlo a un juicio penal al excomandante de la Policía de El Alto, a título netamente institucional, sin la participación del Ministerio Público, esta solicitud ya ha sido autorizada por el juez, por lo que estamos a la espera de que se presenten las pruebas correspondientes. Posteriormente, presentaremos la acusación en contra del coronel Peña y él va ser procesado como corresponde”, afirmó Quisbert a nuestro medio.

Por su lado, Peña aseguró que las denuncias en su contra tienen un tinte político que ha mellado su imagen, la de su familia y lo perjudicó en el ámbito profesional.

“Mi persona, durante toda su carrera, como lo he hecho en la ciudad de El Alto, he cumplido a cabalidad con mi deber y con las normas, no tengo nada de qué avergonzarme ni arrepentirme, porque todo lo que hice lo hecho en virtud a mi deber y las normas”, aseveró Peña el 8 de julio, cuando se suspendió el proceso disciplinario que inició la Policía por los mismos hechos a denuncia de la Alcaldía alteña.


---------*---------
Scroll to Top