Proyecto oficial acusa graves inconsistencias

ANGOSTURA DE EL BALA. UMSA ESTABLECIÓ INCONGRUENCIAS EN PROYECTO Y ATRIBUYÓ AL GOBIERNO FALTA DE INFORMACIÓN.

El ingeniero Jorge Molina, docente investigador del Instituto de Hidráulica e Hidrología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), afirmó que el proyecto hidroeléctrico Chepete – El Bala, impulsado por el Gobierno de Evo Morales, confronta serias inconsistencias en su formulación.

Cuestionó por ejemplo que el primer estudio de la consultora italiana Geodata no cuenta con un estudio de mercado para la exportación de energía al Brasil. Asimismo, observó que las autoridades bolivianas direccionaron el estudio de la firma italiana hacia la producción de hidroelectricidad , sin haber evaluado otras alternativas como la energía solar y eólica.

El proyecto gubernamental tiene un costo de 7.500 millones de dólares, y que el proyecto en sí mismo representa cerca del 25 por ciento del Producto Interno Bruto del país (PIB), ante lo que calificó como el proyecto más grande de la historia económica del país.

MILLONARIA INVERSIÓN

“Esto no es un juego. En el caso de Chepete – El Bala estamos hablando de un proyecto que sumados sus dos componentes representa según los estudios de identificación 7.500 millones de dólares”, explicó Molina.

El docente investigador enfatizó que no se han llevado adelante proyectos hidroeléctricos de tal envergadura en el país. Dijo que el proyecto Rositas en Santa Cruz tiene una dimensión 20 veces menor.

Indicó luego que se compromete una gran inversión y que la licitación fue concedida de manera inmediata por invitación directa a la empresa Geodata, una vez concluidos los estudios de identificación.  

“Para ponerlo de una forma dramática, el país se está jugando su futuro a una carta”, advirtió Molina y afirmó que esta es una de las razones por las cuales el Gobierno debería socializar y consultar la construcción del proyecto hidroeléctrico con el pueblo boliviano.

IDENTIFICACIÓN

Refirió que la construcción del megaproyecto en la cuenca del Beni fue una decisión directa del Gobierno, si considerar el estudio de identificación de otros posibles lugares para generar energía, y a un costo de inversión demasiado alto.

“La preocupación nuestra es que es demasiado dinero para avanzar sin debatir, sin informar a la gente que al fin y al cabo es quien debe tomar esta decisión”, advirtió.

Explicó que el proyecto Chepete está planificado para ser concluido en 6 años y que paradójicamente, no existen caminos de acceso a la serranía donde se haría dicha construcción, que es 50 kilómetros río arriba de la población de San Buenaventura.


---------*---------
Scroll to Top