Proyecto de Ley de Sustancias Controladas incentiva narcotráfico

Senadores de Unidad Democrática denunciaron que la nueva Ley de Sustancias Controladas incentivaría a la producción de droga en el país, ya que, según la Bancada, el proyecto despenaliza el desvío de coca, además que la hoja excedentaria no es considerada como materia prima o como sustancia controlada para desvío al mercado ilegal.

“Como Unidad Demócrata queremos denunciar ante la opinión pública que probablemente la mitad de la producción de hoja de coca podría ir al narcotráfico. Afirmamos esto porque según los datos de la Unión Europea, el famoso estudio de la demanda de la coca nos está diciendo que en Bolivia no se consume más de 20 mil toneladas de coca para el picjcheo, y estamos hablando que con la nueva ley promulgada por el presidente Evo Morales, solo los Yungas con 14.300 hectáreas va a producir esas 20 mil toneladas de consumo que necesita el país, la pregunta es ¿dónde va a ir las más de 21mil toneladas que va a producir el Chapare, las 7.700 hectáreas hoy legalizadas por el Gobierno Nacional?”, planteó el senador Edwin Rodríguez.

Según la bancada, es que de las 40 mil toneladas anuales que se estima que se van a producir, la mitad podría desviarse al narcotráfico, por ello aseveran que es de suma importancia la lucha y la penalización del desvío de la hoja de coca que se está tratando en el proyecto de ley de Sustancias Controladas.

“Esta ley nos está planteando que despenaliza prácticamente el desvío de la hoja de coca por un lado, y por el otro nos preocupa el hecho de que la hoja de coca excedentaria no sea considerada como materia prima o como sustancia controlada para desvío al mercado ilegal”, afirmó Rodríguez.

Asímismo, consideran que se “pone tela de juicio” las manifestaciones del Gobierno ante la Comunidad Internacional, el cual asegura que tomará las medidas necesarias para controlar el cultivo de la hoja de coca.

ENMIENDAS PLANTEADAS

“Por eso es que hemos decidido plantear en este proyecto de ley, algunas enmiendas y algunas propuestas que debería ir en esa línea, penalizando la producción, el transporte y la comercialización”, indicó Rodríguez.

En ese contexto, proponen que la producción de coca ilegal debe tener una pena significativa.

“De la coca ilegal, no nos olvidemos que no puede haber narcotraficantes sin proveedores de coca ilegal, así como la producción debe tener la misma penalidad, el que da como el que recibe, es más en el nuevo Código Penal, el Movimiento al Socialismo nos propone que el desvío de la hoja de coca va a tener de 1 a 6 años de privación de libertad, es decir, que si va a ser 1 año ni siquiera va a entrar a la cárcel”, aseguró.

Por ello, desde la UD sugieren que la sanción sea hasta de 15 años de prisión, ya que según el proyecto de ley, el cultivo no autorizado en el Código del Sistema Penal establece que se dictarán multas administrativas de suspensiones por 401 días.

“Una simple multa, una simple acción administrativa, así pretenden luchar contra el narcotráfico el MAS, por ello hemos planteado nosotros que debe haber penalidad a la materia prima controlada, debe haber destrucción de coca excedentaria incautada, se tiene que destruir la coca incautada, la provisión de coca al narcotráfico, todo que provea debe ser sancionado con una privación de libertad de 8 a 15 años, esa es nuestra propuesta fundamental”, cuestionó Rodríguez.

Según el senador Óscar Ortiz, UD respeta la coca originaria y sagrada del país,” sabemos que coca no es cocaína”, pero afirman que se tiene que ser responsable y serio con el asunto.

“Si coca no es cocaína, tiene que continuar en esta ley de Sustancias Controladas el estar contemplada la hoja de coca, porque sabemos que hay una importante cantidad que se desvía y, por lo tanto, debe ser controlada como dice nuestro compromiso con Viena, y penalizada cuando se desvía al narcotráfico”, manifestó Ortiz.

CRÍTICAS

En tanto, el senador Arturo Murillo cuestionó algunos artículos del actual proyecto, donde aseguró que deberían ser revisados, ya que se pone en riesgo el bien público y el principio de buena fe que tiene toda persona según la ley.

“En el artículo 70 tenemos un tema preocupante porque dice que si usted compra un bien de un narcotraficante, sin saber que es narcotraficante, en la ley, se le quita el bien y lo pierde, si alquila su casa a un narco o la usan para bienes ilícitos también la pierde, sin saber ni haber participado en algo ilícito, inmediatamente se le quita el bien”, informó.

Murillo calificó el proyecto de ley como “draconiano e inconstitucional” en estos casos, “es un tema que nos preocupa porque estamos dejando indefensos a la ciudadanía”, manifestó.


---------*---------
Scroll to Top