fbpx

Proyecto busca preservar bosques biodiversos

La divulgación de conocimientos científicos a los pobladores de las comunidades del distrito de Paujeyuyo, que incluye el uso de las especies de plantas, busca conservar la diversidad biológica existente en el bosque montano pluvial en Apolobamba, que posee una mezcla de árboles amazónicos y andinos, además de únicas y nuevas especies.

El proyecto “Fortalecimiento para el manejo y conservación de los bosques montanos en el sector suroeste de la Región del Madidi”, con el respaldo de la Embajada alemana, reevalúa los resultados y estudios provenientes de la instalación de parcelas de monitoreo, colocadas hace nueve años, entre las provincias Franz Tamayo y Bautista Saavedra del departamento de La Paz, dentro del Área Natural de Manejo Integrado Apolobamba.

“En espacios de apenas mil metros cuadrados, se encontraron entre 82 a 124 especies de árboles distintos, es por ello que se puede afirmar que son bosques tremendamente diversos”, afirmó la bióloga Arely Palabral, que forma parte del proyecto.

Dijo que se busca sensibilizar a las comunidades del distrito de Paujeyuyo para que valoren los servicios y funciones ambientales que generan sus bosques, transmitiendo la información científica generada por el proyecto.

Palabral reconoció que el clima está cambiando en todo el mundo y este lugar no es la excepción, y según los comunarios, “ahora ya no se puede trabajar varias horas seguidas, principalmente a medio día, porque el calor es más fuerte”.

Detalló que las poblaciones de las especies (árboles y plantas) reaccionan de distintas maneras frente a los cambios globales, como el cambio climático y los cambios locales como el chaqueo y la deforestación.

Los datos de monitoreo indican que cerca del quince por ciento de los árboles mueren por distintas razones, aunque una cantidad similar de nuevos árboles los reemplazan.

ESPECIES NUEVAS

El biólogo Luis Marconi que también es parte del proyecto, afirmó que “ahora los bosques tienen mucha importancia en el mundo, porque están relacionados con los ciclos hídricos, en Paujeyuyo se mezclan especies de árboles de los pueblos lecos y kallawayas”.

En la zona pueden encontrarse especies típicas de Amazonía como la “goma” (Hevea guianensis), algunas palmeras y varios miembros de la familia de la uña de gato (rubiáceas), así como especies propias de ambientes andino-yungueños, que suelen preferir los ambientes de altura, como el “copal” (Protium montanum), distintos helechos arbóreos y gran diversidad de “tiri tiris” (melastomatáceas)

Según la bióloga Maritza Cornejo, se registraron más de 90 especies útiles de plantas, principalmente maderables y medicinales como el canelón, laurel amarillo, laurel rosado, corazón negro, el copal macho, palo maría, la uña de gato, sangre de grado, cristalachina, calaguala, moco, matico, yanamacho o chusi, copal hembra, además de otros.

“Los inventarios florísticos y forestales permitieron el descubrimiento de nuevas especies como el pequeño arbusto epífito endémico o único de la zona (Thibaudia acacioides) que ha sido catalogado como En Peligro Crítico, pues sólo crece en estos bosques”, aseveró el biólogo Alfredo Fuentes que coordina el proyecto.

Explicó que a partir de los resultados anteriores, también se redescubrió una especie de planta conocida como Punini, (Hippeastrum menesesii) y que se creía extinta hace 130 años. “Tiene (la planta redescubierta) flores muy hermosas y fue gracias a los inventarios florísticos de hace varios años que se volvió a registrarla”, añadió.

Respecto a los talleres que se impartieron a niños y jóvenes, la bióloga Loly Vargas indicó que se cumplieron una serie de dinámicas que incluyeron interacciones con los pobladores bajo la premisa: “sólo puedes conservar el bosque, si lo conoces”.

“Fortalecimiento para el manejo y conservación de los bosques montanos en el sector suroeste de la Región del Madidi” es un proyecto que cuenta con el apoyo del Herbario Nacional de Bolivia, el Missouri Botanical Garden y la Fundación para el Desarrollo de la Ecología (Fundeco). (CienciaBolivia)

El Diario