Propietarios y Alcaldía decidirán sobre destino de terrenos afectados

    El destino que tendrán los terrenos de las casas afectadas por el desmoronamiento de un farallón, ocurrido el pasado 15 de febrero en la zona de Auquisamaña, será determinado de manera conjunta entre los dueños de los predios y la Alcaldía de La Paz, sobre la base de los estudios técnicos geológicos de la superficie impactada y su área de influencia.

“Es una decisión que más adelante se tomará con los vecinos, está vinculada al análisis de los geólogos si ese espacio que ocupaban las viviendas pueden ser aptos para la construcción después de la estabilización o eventualmente deban pasar a formar parte de los espacios municipales, como área destinada a estabilizar el talud o farallón”, señaló el alcalde Luis Revilla.

La posibilidad de que estos predios fueran expropiados o no, también dependerá del análisis jurídico, toda vez que algunas de ellas contarían con un servicio de seguro, medida de previsión que cubrirá algunas contingencias.

“Si es que esos predios pasaran a ser propiedad municipal, por su puesto, tendrá que llevarse adelante un procedimiento específico que está previsto en la Ley, como la expropiación o alguno similar”, remarcó la autoridad edil.

ESTUDIARÁN EL CASO

Entre tanto, los dueños de las casas afectadas plantearon que este tema será analizado una vez que se clarifiquen las causas del desastre y las opciones que técnicamente planteen certezas.

En relación con la posibilidad de una expropiación, uno de los damnificados Adolfo Vera, señaló que es parte de la realidad y dentro de la legalidad, por tanto no puede dejar de ser tomado en cuenta “es un tema de sentido común y está en las leyes”, refirió al aclarar que en su caso, se trata de una casa que cumple con todas las exigencias municipales y que no está tipificado como un área de riesgo.

“Tengo que sentarme a pensar no he imaginado la magnitud del desastre. Los cálculos posibles eran que un deslizamiento taparía el embovedado del río. Creo que esto ha sido por una situación extraña”, según Javier Vera, también afectado.

A decir de Javier Vera, de proceder una expropiación ésta tendría que ser por la totalidad de la casa y no así sólo por un terreno, toda vez que se trata de un bien totalmente saneado “correspondería que la Alcaldía evalúe todos estos aspectos”, advirtió.

INTERVENCIÓN

La configuración geológica de los farallones con taludes subverticales y quebradas con valles profundos, así como la vulnerabilidad de estos suelos por efecto de los fenómenos climatológicos son condiciones que imposibilitan efectuar tareas preventivas en el sector que se desmoronó el miércoles pasado 15 de febrero en Bajo Auquisamaña.

El informe técnico geológico presentado este sábado por el alcalde de La Paz, Luis Revilla y su equipo técnico, señala que no era efectuar posibles tareas preventivas que requiere maquinaria pesada en una configuración de alta pendiente como los farallones de Auquisamaña.

“En el caso de los farallones de Auquisamaña imposible pensar en que maquinaria pesada pueda subir de manera vertical para hacer algún tipo de trabajo”, apuntó el Alcalde al señalar que dadas las condiciones generadas por el desastre es posible acceder a farallones de menor tamaño.

Sin embargo, era pertinente la observancia de la Ley de Municipalidades 2028/99 que estable guardar 25 metros de distancia entre el levantamiento de edificaciones este tipo de formaciones y ríos, toda vez que la construcciones datan a partir de 1988 y 2004.

INTERVENCIÓN DE EMERGENCIA

La intervención municipal de emergencia efectuada a partir del 15 de febrero que desplazó a por lo menos 300 funcionarios cumple tareas en:

Asistencia técnica; evaluación técnica geológica del sector afectado y colindancia; intervención de rescate para evaluar daños personales; evacuación de las viviendas afectadas; intervención con maquinaria pesada para eliminar amenazas; impermeabilización del sector; y monitoreo 24 horas con personal técnico y de rescate.

Los resultados de la evaluación sobre las condiciones de los predios afectados por el desmoronamiento del farallón señalan que cinco casas de propiedad privada colapsaron en su totalidad, de los cuales dos se encuentran en observación.

Por otra parte, seis casas próximas al derrumbe fueron evacuadas como medida preventiva.

La valoración establece que cuatro lotes no cuentan con planos aprobados, mientras que los planos de otros ocho lotes fueron aprobados entre 1988 y 2004, un lote cuenta con planos de regularización de 2016.

DATOS

Entre las gestiones 2005 y 20016 la Alcaldía de La Paz invirtió Bs 21.345.779 en obras de infraestructura y equipamiento urbano, entre las más importantes incluyen:

Canalización río Auquisamaña y obras de complementación.

Construcción de muros de gaviones en la zona y quebradas

- Control de torrenteras río Auquisamaña

- Construcción de áreas de equipamiento

- Mejoramiento de áreas verdes

- Mejoramiento de barrios

- Mejoramiento de calles y avenidas

- Asfaltos de calle y avenidas

- Implementación de transporte municipal

- Servicio de aseo urbano

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top