Productores declaran pérdidas y presionan por transgénicos

El presidente de la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores Campesinos del Oriente (CAPPO), Isidoro Barrientos, informó ayer que cerca de 180.000 hectáreas de granos fueron afectados por la sequía que se registra en el departamento de Santa Cruz, por lo que piden la declaratoria de emergencia en cuatro municipios del norte integrado y el acceso a biotecnologías.

“Tenemos afectadas 160.000 hectáreas de soya, 15.000 de maíz y 4.500 hectáreas de sorgo, lamentablemente esto tiene una tendencia a subir, si es que no llueve en la próxima semana va a aumentar y el sector más pequeño es el más afectado por las deudas que tenemos con las casas comerciales”, informó en una conferencia de prensa.

Barrientos lidera la organización desde el municipio de San Julián donde tiene su sede y que además es bastión del partido gobernante. Hace dos años planteó al Gobierno la urgencia de aprobar nuevas variedades de soya, maíz, algodón y caña de azúcar.

REUNIÓN

Dijo que ese sector quiere una reunión con las autoridades de Gobierno para analizar la posibilidad de reprogramar las deudas y ver la situación de varios productores que tuvieron que reprogramar el pago de sus créditos contraídos, por otros eventos similares de anteriores años.

Agregó que es necesaria la aplicación de la biotecnología, para tolerar eventos naturales como la sequía, tal como se hace en otros países de la región como Brasil, Argentina y Paraguay.

DECLARATORIA

Asimismo, dijo que se ha pedido a las autoridades ediles que declaren zonas de desastre a los municipios de Pailón, Cuatro Cañadas y San Julián, que son los más afectados por ese fenómeno climático.

Dijo, también, que se está evaluando la situación en los municipios de Guarayos y el sur de Cabezas, donde se ha reportado la perdida de otros cultivos, como el arroz por efecto de las sequías.

El Diario