fbpx

Prevención de práctica del “cutting”

Las redes sociales deben ser usadas con criterio formado, ya que contienen información negativa para menores.

Joaquín Mamani, responsable del Programa de Atención Integral Diferenciada (Aidaj), aseguró que el Gobierno Municipal, a través de los SLIM–DNA y los centros Aidaj, trabaja en la contención y prevención del “cutting” en los adolescentes.

El “cutting” es una manifestación de dolor en los adolescentes que se infringen “autodolor” a través de los cortes en las muñecas y en otras partes del cuerpo “para mitigar el sufrimiento”.

“Los adolescentes piensan que infringiéndose cortes y dolor en el cuerpo se olvidan de otros dolores de situaciones de violencia, de ruptura, incomprensión, es una forma, ‘que se ha puesto de moda’ y en el Distrito 8 nos han dicho que hay mucho de esto”, sostuvo Mamani.

Indicó que, como Municipio, se cumple la ruta crítica que indica que en las unidades educativas, donde se identifique “cutting”, se debe referir el caso al SLIM-DNA del distrito donde se tiene el equipo profesional de psicología que hace la contención de estos casos, asimismo, los centros de salud que realizan los chequeos a los jóvenes saben que cuando se hace la revisión deben verles las muñecas para ver si tienen algún corte.

En el SLIM-DNA se realiza el abordaje inicial del caso y si necesitaran terapia son derivados a un centro Aidaj o algún centro donde se tenga a un psicólogo.

Mamani recomendó a los padres que al detectar estos problemas no se asusten. Sí se debe poner atención y contactarse con algún psicólogo del Municipio, de los SLIM-DNA o de los Aidaj para que pueda trabajarse el trastorno de comportamiento, el síndrome y la manifestación que está produciéndose en la psicología del adolescente.

“Los casos de ‘cutting’ no se han incrementado, se han mantenido. Si hay una tendencia al aparente incremento porque se está hablando más del tema y se diagnostica de manera más fácil. El ‘cutting’ se puede controlar y tratar, pero esto necesita también el compromiso de los educadores, directores y la comunidad educativa, si hay cutting hay una situación de violencia y dolor dentro de la familia y para que esto no suceda hay que trabajar fuertemente con la unidad educativa”, enfatizó.

El Diario