Presupuesto 2018 refleja alta dependencia del gas

El analista presupuestario Germán Molina sostuvo que el problema central es el financiamiento del gasto público que recomendó sea con impuestos • Sugirió también la reducción de gastos corrientes, tales como pasajes, viáticos, publicidad, remodelaciones, muebles y compra de equipamiento, entre otros.

El analista económico Germán Molina declaró que el proyecto de Presupuesto Fiscal 2018 refleja una elevada dependencia de ingresos provenientes de la exportación del gas natural a los mercados de Brasil y Argentina; seguida de los minerales y, en menor grado, de algunos productos no tradicionales.

El ministro de Economía, Mario Guillén, calificó el proyecto de “cauto” y explicó que pese a que el barril del petróleo llegó a una cotización a nivel internacional de 58,4 dólares (la semana pasada); el Gobierno tomó de referencia el precio moderado de $us 45,5 el barril. “Por tanto, nuestro presupuesto es bastante cauto”, dijo.

Molina señaló, por su parte que, luego de analizadas las cifras más importantes, el proyecto “es expansionista del gasto público, por el desahorro que contempla y el mayor endeudamiento público”. El documento fue remitido a conocimiento de la Asamblea Legislativa el pasado 27 de noviembre.

INGRESO-GASTO

Según explicó Molina, el total de ingresos crece mucho menos que el total de gastos, porque se mantiene la política expansiva del gasto, a pesar de no contarse con el espacio fiscal que se disponía anteriormente, además que se financian gastos recurrentes e inflexibles a la baja, programas sociales y transferencias condicionadas y no condicionadas.

Sostuvo que, considerando las cinco gestiones anteriores, incluido el proyecto de PGE 2018, es decir un poco más de la mitad del período anterior analizado, registra déficit fiscal acumulado de 33,12 por ciento del PIB, lo que significa un desahorro del sector público, porque dicho monto casi cuadruplica todo lo ahorrado y nos quedamos sin espacio fiscal para políticas públicas, que tienen fundamentos y principios económicos.

SUPERÁVIT

Recordó el experto que en el período 2006-2013 se produjeron ocho (8) años de superávit fiscal, que en total fue acumulado en el 14,5 por ciento respecto al PIB. Molina es Miembro de Número de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas y docente de la Universidad Católica Boliviana.

SHOCK EXTERNO

En la valoración del escenario económico del proyecto de Presupuesto 2018, Molina advirtió que se trata de un shock externo que desfavorece directamente a los ingresos provenientes de los hidrocarburos, minerales y productos no tradicionales, lo cual determina que se registre una caída de los ingresos fiscales y origina un elevado déficit fiscal programado, por efecto de una política expansionista que se mantiene desde 2006.

GASTO PÚBLICO

“El problema central es el financiamiento del gasto público, acerca del cual se recomienda que sea con ingresos genuinos, es decir impuestos y si estos no cubren los requerimientos, se apela a los inversionistas privados, otorgando un clima favorable. Otra medida necesaria es reducir los gastos corrientes como son: pasajes, viáticos, publicidad, remodelaciones, muebles, compra de equipamiento y otros. En orden al gasto de capital corresponde asignarlo a proyectos de inversión pública eficiente, con tasas de retorno asegurados.

PRECIOS PETROLEROS

La elaboración del PGE 2018 consideró un precio base del petróleo de $us 45,50/barril, nivel superior en $us 0,26 respecto al utilizado en el PGE 2017, que fue $us 45,24/barril. Al mes de noviembre de 2017, el precio del petróleo registró $us 58,4/barril y el precio esperado para el 2018 estaría en un rango de 50 y $us 60/barril, sostuvo el analista económico Germán Molina.

Para los precios esperados de venta del gas natural a la Argentina y Brasil en 2018, se programaron niveles menores a los registrados en gestiones pasadas. Para el primer país varía entre un mínimo de $us 4,00/Mmbtu y un máximo de $us 4,20/Mmbtu y para el segundo de un mínimo de $us 3,4/Mmbtu a un máximo de $us 3,5/Mmbtu, respectivamente.

PRODUCCIÓN

Respecto al volumen de producción de gas destinado a la exportación, en 2018 se espera una disminución de 5,0 MMm3/día respecto al 2017, que se descompone, según el destino, de la siguiente manera: Disminución de 6,0 MMm3/día al Brasil, incremento de 1,0 MMm3/día a la Argentina, posiblemente por la conveniencia de mejores precios y el cumplimiento efectivo del contrato. Finalmente, la producción con destino al mercado interno aumentaría 1,0 MMm3/día.

“Las disminuciones de los precios internacionales de nuestros productos de exportación impactarán negativamente en los ingresos de exportación y, en consecuencia, en las reservas internacionales netas, ingresos fiscales, los depósitos bancarios y en la actividad económica general del país”, dijo el analista presupuestario.


---------*---------
Scroll to Top