Presumen que fue feminicidio

Los familiares de Adelia Quisbert (37 años de edad), la mujer que fue estrangulada con sus trenzas en la zona del Cementerio de la ciudad de La Paz, presumen que fue víctima de feminicidio y no de un asalto común como dicen las primeras hipótesis de la Policía.

Según el relato de Elena (madre), la víctima vivía en la población yungueña de Caranavi, donde se reportaron antecedentes de violencia familiar. “Ella ocultaba porque parece que la amenazaba”, dijo.

Juana Quisbert, hermana de la víctima, relató que al parecer el concubino de su hermana, Mario C., tendría una amante por lo que sospechan que el crimen haya sido planificado.

“El domingo en la madrugada me llamó a Caranavi y me dice tu hermana está muerta en la morgue y después ha desaparecido”, dijo.

La madrugada del domingo pasado, personal de Homicidios de la Policía procedió al levantamiento legal del cadáver de una mujer que aparentemente fue víctima de un atraco.

Los delincuentes habrían utilizado sus trenzas para estrangular a la comerciante y robarle 500 bolivianos.

La Policía investiga los móviles del crimen y se busca al concubino de la víctima quien estaría en la población de Caranavi con la hija de la pareja con quién según el relato de los familiares se ausentó el sábado, un día antes del asesinato de Carmen Quisbert.


---------*---------
Scroll to Top