Presión al INE para el doble aguinaldo

Los anuncios por adelantado de –al menos dos autoridades y del propio presidente Evo Morales– sobre el crecimiento de la economía han sido puestos en entredicho por tres economistas quienes expresaron su desconfianza de la metodología del Instituto Nacional de Estadística (INE) para determinar la actividad económica del país.

Los profesionales consultados por EL DIARIO indicaron que las estimaciones oficiales difieren fuertemente de los datos que publican los organismos internacionales, también señalaron la presión política que ejerce el Gobierno sobre la entidad estatal.

El viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán, el pasado fin de semana, expresó en medios estatales que los indicadores económicos fueron dinámicos en el primer semestre de la presente gestión, debido a la inversión pública, la demanda interna y la recuperación de los precios internacionales de las materias primas.

Los economistas consultados por EL DIARIO, Darío Monasterio, Ernesto Bernal y Bruno Rojas, expresaron que si bien hay una mejora de la economía se debe a la recuperación de los precios internacionales, pero también indicaron que la demanda interna se ha estancado y que la inversión pública se financia con deuda internacional.

Ante ese panorama, el exministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, señaló que hay “alta probabilidad de pagar el doble aguinaldo” en la presente gestión, aunque el Instituto Nacional de Estadística (INE) anunció que octubre presentará la cifra oficial de crecimiento.

Sin embargo, autoridades ya dan por hecho que el crecimiento económico llegaría a lo estimado por el Gobierno, es decir 4,5 por ciento para cumplir con el referido beneficio.

“BUEN CAMINO”

El ministro de Economía, Mario Guillén, en recientes declaraciones, indicó que “estamos por buen camino”.

Al respecto, Bernal advirtió los riesgos de presiones políticas que ejerce el gobierno sobre el INE. “Hay ver que no se presione al INE para que no pueda haber esa manipulación de datos, a pesar de que tienen el control, debido a que es la entidad encargada de presentar los crecimientos trimestrales, semestrales y anuales”, sostuvo.

Pero viendo que ya se ingresó en un año electoral, bien se puede manipular, agregó. Por su parte, Rojas si bien no aseguró que exista tal manipulación, pero expuso sus dudas en la metodología que se utiliza el INE en la medición del Producto Interno Bruto (PIB), y por ello –dijo– el INE debería aclarar el tema.

Monasterio señaló que en los últimos cinco años, los datos del INE y de los organismos internacionales difieren fuertemente, uno, dos hasta tres puntos porcentuales, lo que llama la atención.

Está bien una décima de diferencia, que se puede atribuir a la metodología, pero dos o tres, es una muestra de que se busca maximizar el dato del crecimiento del país, reflexionó el analista económico a tiempo de indicar que ello –al parecer– obedece a un afán político o por un tema de imagen internacional o tal vez por imagen nacional, para mostrar el éxito de su modelo económico, o simplemente político para pagar el doble aguinaldo.

REALIDAD

Mientras tanto, Bernal incidió que forzar el dato no es beneficioso para el país, debido a que no muestra la realidad del crecimiento que tiene la economía nacional, y perjudica la producción empresarial.

A pesar de que los precios de las materias primas se incrementen en el mercado internacional, no es garantía que los valores se mantengan en el tiempo, y además que el impacto en la economía nacional se presenta dentro de seis meses o tres meses, no es inmediato, sostuvo.

“Gobierno sigue la política de priorizar la inversión pública, no sólo con ingresos propios, sino con deuda externa, con el objetivo de generar mayor inversión y demanda interna, para alcanzar un crecimiento alto”, en un año pre electoral, y electoral que ya se viene el 2019, reflexionó.


---------*---------
Scroll to Top