Policía registró dos casos de robo agravado

    Efectivos policiales atendieron la denuncia de dos robos agravados, donde delincuentes lograron sustraer más de 45 mil dólares. Se estima que ambos casos se registraron debido al descuido de las víctimas.

El primer caso ocurrió en la zona Nuevos Horizontes, cuando un menor abre la puerta de su domicilio, aspecto que es aprovechado por cuatro encapuchados para sustraer 12.000 dólares y 26.000 bolivianos.

En el segundo caso, una pareja retira del banco la suma de 30.000 dólares y, con el dinero, deciden ir a comer a un restaurante, donde son sorprendidos por antisociales.

PRIMER CASO

En el primer caso, la víctima, Elizabeth Suntura, dio a conocer que en horas de la mañana del miércoles 30 de noviembre, un grupo de cuatro personas encapuchadas ingresaron en su vivienda luego de que el hijo menor decidiera abrir la puerta.

Estas cuatro personas lograron maniatar a todos los miembros de la familia, mientras buscaban entre los muebles y otros ambientes de la vivienda el dinero que estaba al interior de la casa, como producto de la actividad económica de su esposo. “Es por eso que sustraen 12.000 dólares americanos y 26.000 bolivianos, como resultado del robo, además de efectos personales como mantas de vicuñas, entre otros”, indicó.

En el robo agravado perpetrado por estas personas se utilizó un motorizado que permitió el traslado de estos antisociales y la posibilidad de huir del lugar sin ser vistos por los vecinos.

SEGUNDO CASO

El segundo robo agravado ocurrió al mediodía, cuando Javier M. y Juana T. hacen un retiro de dinero en una entidad financiera por la suma de 30.000 dólares. Luego de salir de la entidad, la pareja decide ingresar a un restaurante en la carretera a Laja.

Al interior del restaurant, la pareja es sorprendida por tres personas encapuchadas, quienes, bajo la amenaza de un arma de fuego, logran arrebatar el bulto (“aguayo”), donde se encontraba el dinero para luego salir huyendo del sector.

Las tres personas que lograron la comisión del delito, se encontraban con el rostro cubierto, pero llama la atención que ambos casos fueron actos cometidos en horas de la mañana.

VULNERABLES

Llama la atención que, en ambos casos, las personas que tienen en poder una suma de dinero recogida del banco o al interior de su vivienda, no cuenten con mecanismos de seguridad, o impidan que los niños abran la puerta a cualquier extraño.

Mientras que en el segundo caso, la forma más frecuente en que una persona se coloque en situación de vulnerabilidad a un hecho delictivo, es sobre todo cuando realiza el retiro de dinero de una entidad bancaria y se transporta sin ninguna seguridad, sin pedir una adecuada custodia policial y solo confiada en que, entre dos personas, puedan protegerse.

“No es nada responsable la actitud de la pareja. Realizar el retiro de un monto de dinero considerable sin tomar los recaudos suficientes para su propia seguridad y lo propio a quienes tienen dinero al interior de su vivienda, nunca deben permitir que los menores sean quienes lleguen abrir la puerta de calle”, expresó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto, coronel Erick Millares.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top