Policía clausura bar clandestino

    Efectivos policiales clausuraron ayer un bar clandestino ubicado en inmediaciones de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), donde fueron detenidas 19 personas identificadas como bebedores consuetudinarios.

De acuerdo con el reporte oficial, los vecinos y estudiantes que transitan por la zona fueron los encargados de denunciar los constantes riesgos de inseguridad ciudadana, los cuales surgen como consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas.

OPERATIVO

El local clandestino se ubicaba al interior de una vivienda particular, ubicada frente a la Facultad de Medicina de la UPEA. El negocio era conocido con el nombre de Hawái.

Los efectivos policiales ingresaron al lugar acompañados por funcionarios de la Intendencia Municipal. El negocio no presentaba registro alguno de funcionamiento.

Se reportó un total de 23 detenidos. 19 personas mayores de ambos sexos aún se encontraban consumiendo alcohol, mientras otras cuatro fueron arrestadas por ser los presuntos responsables de administrar el local. Todos ellos fueron remitidos a oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto.

Las personas que se dedicaban a beber al interior de dicho bar, si bien son adultos, fueron identificados como ciudadanos de diferentes estratos sociales que quedaron afectados por el constante consumo de alcohol.

“Estamos realizando la retención de 19 bebedores consuetudinarios en este lugar, que es un bar clandestino, que no tiene ningún tipo de permiso ni registro, es por eso que estamos procediendo a la clausura y las personas están siendo remitidas a las instancias que les corresponde”, indicó el coronel Julio Cordero.

BEBIDAS

Además, se presume que al interior de la vivienda se procedía a preparar las bebidas alcohólicas consumidas por los clientes en el lugar, esto debido a la presencia de turriles, jarras y bidones, que estaban siendo destinados a la mezcla y preparación de alcohol.

Estos objetos fueron confiscados, con la finalidad de ser remitidos a la Intendencia Municipal.

DENUNCIAS

Las denuncias de robo realizadas contra transeúntes en inmediaciones de la UPEA son constantes. Los vecinos sospechan que son las propias personas que se dedican a consumir alcohol las que suelen realizar diferentes hechos delictivos, con la finalidad de poder obtener algún recurso económico y mantener su vicio.

Entretanto, la Intendencia Municipal y la Policía Regional dan cuenta que habitantes de diferentes zonas pueden solicitar la intervención de este tipo de locales, clandestinos, con el propósito de aminorar los riesgos en seguridad ciudadana en sus barrios.

OTROS OPERATIVOS

Por su parte, el intendente Municipal, capitán Israel Marca, dio a conocer que durante la tarde de ayer se realizaron otros operativos con los que se logró la clausura de otros tres negocios ilegales de este rubro.

“Hemos realizado operativos para el control de bares clandestinos y negocios de expendio de bebidas alcohólicas en diferentes zonas de El Alto (…). En total fueron cuatro clausuras en un trabajo coordinado con el Comando Regional de la Policía”, sostuvo la autoridad edil.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top