Policía Boliviana movilizó efectivos y cadetes para atender deslizamiento

    El comandante general de la Policía Boliviana, Abel de la Barra, movilizó a más de un centenar de efectivos policiales y cadetes de la Academia de Policía para asistir en tareas de apoyo ante el deslizamiento de magnitud ocurrido ayer en Auquisamaña, zona Sur de la ciudad de La Paz, dejando como saldo la destrucción de cinco viviendas.

La autoridad policial señaló que la primera medida y preocupación fue el riesgo de vidas humanas por lo que efectuadas las acciones pertinentes no se evidenció personas heridas, excepto una de la tercera edad que fue trasladada al hospital de Los Pinos.

Explicó que mientras no concluya la valoración técnica de los profesionales geólogos, el personal policial no puede ingresar al lugar, entretanto, el personal policial ejerce un fuerte control de seguridad en el área con el acordonamiento de la zona y patrullajes, toda vez que por medidas preventivas se cortó el suministro de energía eléctrica.

DAMNIFICADOS PIDEN AYUDA

Entretanto, uno de los damnificados, Germán Flores, pidió la ayuda de las autoridades municipales, toda vez que se trataría de una familia, cuya casa donde vivía en anticrético hubiera quedado enterrada por completo siendo que ésta se encontraba al pie del talud.

“Que no se olvide el Alcalde de nosotros, de los damnificados humildes, yo vivía al pie del cerro, mi esposa y mis hijos han logrado salir por la parte del río. Yo he alertado a los vecinos que el cerro se estaba cayendo”, señaló.

Flores, quien dice ser padre de siete hijos , pidió a las autoridades municipales un espacio donde refugiarse junto a sus siete hijos.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top