Poca confianza de Pymes españolas en negocios

A pesar del reconocimiento por parte de grandes empresas españolas sobre el reciente desempeño de la economía boliviana, las pequeñas y medianas empresas (Pymes), de esa nación ibérica, mantienen sus reparos sobre las oportunidades de negocios, muestran poca confianza sobre la economía nacional.

En su visita del presidente Evo Morales a España, el sector empresarial expresó interés en venir al país y resaltó el reconocimiento del mandatario sobre el rol de los emprendimientos privados en la economía.

Sin embargo, en una entrevista realizada al embajador de Reino Unido, James Thornton, en un canal de televisión privada local, expresó que la seguridad jurídica es importante para atraer inversiones.

ESCUELA

La escuela de negocios de España IE Business School, que radicada en Madrid, publicó su XI informe: Panorama de inversión española en Iberoamérica, en el cual explica la percepción que tienen los empresarios grandes y pequeños sobre la economía nacional.

La 11º edición del Informe “Panorama de Inversión Española en Iberoamérica”, revela que un 75% de las empresas encuestadas tienen pensado incrementar sus inversiones en la región, durante 2018, (este porcentaje asciende hasta el 82%, si tenemos en cuenta solamente a las Pymes), mientras que el 25% de las mismas piensa mantenerlas y sólo el 1% reducirlas. Unos porcentajes que son muy parecidos a los obtenidos el año pasado”, señala Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de economía de IE Business School.

En su informe, señala que a diferencia de Bolivia, las Pymes tienen una participación importante en las naciones vecinas y una percepción de sus economías positivas.

Una nota de prensa de IE Business School señala que Bolivia, está en la mira de los empresarios españoles, en un contexto de la visita que realizó el presidente Evo Morales a España, la semana pasada.

BOLIVIA, PENDIENTE DE LAS PYMES ESPAÑOLAS

Bolivia cuenta aún con muy poca presencia de pequeñas y medianas empresas españolas, sobre todo comparado con países vecinos como Perú, Uruguay, Chile o Argentina. De hecho, las Pymes españolas valoran con un 2,2 sobre 5 la situación económica del país frente a un premio de 3,08 de todas las empresas. En el caso de las grandes empresas españolas la valoración es mucho mejor, en torno a 3,5 puntos sobre 5.

“Esto se puede deber sobre todo al desconocimiento de los mercados. En varios Foros Pymes que IE Business School y Casamerica han desarrollado, vimos empresas interesadas que conocen poco el país, y eso hace desconfiar. Pero por tamaño de mercado, Bolivia podría ser un buen destino para la inversión española de pymes en cierto sectores: agro, cadenas de hoteles, servicios. Hace falta que el país se venda más y mejor en el exterior si quiere captar inversión de pymes española y europea, donde existe un potencial no aprovechado y que podría generar cientos de puestos de trabajo y diversificar la economía”, reflexiona Igor Galo, director de Comunicación de la entidad privada.

Asimismo, señala que en la edición de 2018 les gustaría contar con más presencia institucional de Bolivia en el informe y en el foro que organizan, pero por el momento han pasado representantes de México, Colombia, Argentina, Perú y Centroamérica.

“Queremos hablar con el Gobierno para organizar alguna mesa destinada a difundir el potencial de Bolivia como destino inversor”, señala.

En el XI Informe señala que las empresas españolas con presencia o intereses en Iberoamérica refuerzan su apuesta por la región a pesar de la retomada del crecimiento económico en la Unión Europea.

En esta ocasión, parece que las mejores expectativas en España y la UE no van a distraer el esfuerzo comercial de inversores que las firmas españoles reforzaron durante la crisis económica española (2008-2014). El 75% tiene previsto aumentar sus inversiones en Iberoamérica en 2018.

Otra tendencia detectada por el estudio en el último, desarrollado bajo la dirección de Juan Carlos Martínez Lázaro, economista de IE Business School, es la vuelta de Iberoamérica al centro de las estrategias de inversores de empresas españolas.

RECUADRO

El informe señala que en 2018, la situación económica de Iberoamérica mejorará sustancialmente, aunque la región está lejos de repetir las cifras de crecimiento de las que gozó durante el boom de las materias primas.

Las perspectivas económicas son más esperanzadoras que las que había hace doce meses. El FMI acaba de pronosticar que el crecimiento para América Latina y el Caribe será del 1,9% este año, frente al 1,3% observado en 2017. En este sentido, no es extraño que las empresas españolas también perciban una mejoría.

Perú vuelve a ser el país donde las empresas españolas piensan que la situación económica será más favorable durante 2018, seguido de Chile, Colombia y de México, que gana posiciones con respecto al año pasado, algo acorde con las previsiones del FMI, que eleva sus previsiones de crecimiento hasta el 2,3%, por el tirón que experimentará la economía norteamericana tras la aprobación de la reforma fiscal.


---------*---------
Scroll to Top