Pobladora cuenta que doparon a Tardelli y avisaron a la policía

     La Paz.- Los pobladores de la comunidad Naranjo alertaron a la policía y apoyaron en la captura de Mariano Tardelli, a quien le dieron un plato de majadito y unas pastillas para que duerma, con el objetivo de ganar tiempo y avisar sobre su ubicación, cuenta María Aquino, una pobladora de la comunidad.

La mujer narró que vieron a Tardelli el viernes casi a las 9.00 por las vías del tren, cuando se vio obligado a buscar ayuda de los pobladores, después que estuvo ocho días internado en el monte y con una herida en el hombro.

OFRECE DINERO

Una publicación de Patujú Noticias detalla que Tardelli, según el Gobierno cabecilla del asalto a Brinks, estaba evidentemente demacrado y ofreció pagar 100 bolivianos por comida y porque se lo carguen su celular.

“Nosotros supusimos que era uno de los asaltantes porque tenía dos armas y sacó un billete de 100 (bolivianos) para pagar la comida. Le dijimos que entre a la iglesia mientras nosotros nos hacíamos los que íbamos a cargar su celular. Fuimos a donde el jefe de la OTB para avisar a la policía, pero en ese momento la señal se bajó y no entraba la llamada. Salimos a la carretera y le pedimos a un trufi Noah que avise a la policía en El Carmen Rivero Tórrez. Les avisó y en 20 minutos llegaron. Entretanto, mi cuñado le había dado de tomar refresco con dos tabletas para que se duerma”, sostuvo María Aquino.

MINISTRO DE GOBIERNO

El sábado, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó de la captura de Tardelli de quien dijo era el líder, el reclutador y el núcleo de la banda que atracó a la empresa de valores Brinks, que se llevó 2,6 millones de bolivianos y 350 mil dólares y no 1,3 millones de dólares. Además lo vinculó con la organización delictiva Primer Comando de la Capital (PCC).

La autoridad cuando presentó a la organización y dio detalles del operativo no hizo referencia a la información que brindó Aquino sobre la captura de Tardelli y que presuntamente los pobladores alertaron a los efectivos policiales. En cambio, acusó a los pobladores de Santa Ana de proteger al asaltante y que obstruyeron la labor policial.

La pobladora también contó que Tardelli llegó con una herida infectada y llena de gusanos por lo que emitía un mal olor. En las fotografías oficiales del Gobierno se pudo observar la herida en uno de los hombros. (ANF)

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top