Población molesta con sistema de salud pública

Las múltiples quejas por la deficiente atención a pacientes como por la administración en los servicios de salud son alarmantes pero sin perspectivas de cambio en el corto o mediano plazo, las largas filas, la falta de medicamentos e insumos, prolongadas esperas para atención de emergencia y la reprogramación de cirugías son los aspectos que mayor molestia ocasionan a los pacientes.

Según el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz, Freddy Valle, el mayor error del sistema de salud pública es la falta de apoyo a los hospitales de primer y segundo nivel; esta debilidad ocasionan que la población acuda a los hospitales de tercer nivel sin tomar en cuenta si se trata de un caso grave o una leve dolencia.

“Todos los centros de primer nivel deberían atender las 24 horas. Los centros de salud de primer nivel cierren sus puertas en horas de la noche y en los hospitales de segundo y tercer nivel se ve una deficiencia en recursos humanos”, apuntó.

RECURSOS HUMANOS INSUFICIENTES

No obstante de coincidir respecto de la fallas que afectan al sistema público de salud, las autoridades sectoriales, por criterios ajenos a los pacientes, no concilian estrategias eficientes a pesar de estar claramente establecidos sus ámbitos de competencias.

“Si los hospitales de segundo y tercer nivel se fortalecerían junto con el trabajo de prevención de las enfermedades y la promoción del cuidado de la salud, la situación cambiaria”, dijo Valle.

Entre tanto, el director de servicios de salud del ministerio sectorial, Rodolfo Rocabado, cuestionó el accionar de los médicos y los recursos humanos que prestan servicios en ese sector.

“Debería existir un mayor compromiso de todos los trabajadores en salud, médicos, enfermeras, etc. que tienen el deber de cuidar la salud de la población”, apuntó.

En cuanto a las insuficiencias de los centros de salud y la carencia de éstos, aseguró que la cartera de Estado sectorial fue aumentando el número de ítems para profesionales en salud. “El número de ítems se fue aumentando en relación con años pasados”, apuntó sin referir cifras concretas.

De acuerdo con Rocabado las gobernaciones y municipios también tienen la potestad de crear ítems de acuerdo a la línea, necesidad y análisis que realicen dichas instituciones.

Rocabado, señaló que a pesar de haber incrementado el número de ítems para profesionales en salud, emergente del propio crecimiento vegetativo, los recursos son insuficientes porque con ello van creciendo las necesidades.

“En lugares poblados se tiene muchos médicos y en el área rural los profesionales en salud son pocos”, afirmo tras admitir que este factor es uno de los puntos que debe mejorarse en la salud pública. Sin embargo, considera que deben ser atendidos desde los gobiernos departamentales y locales.

“Los Servicios Departamentales de Salud deben ver dónde tienen mayores necesidades y organizar de una mejor manera respecto a los recursos humanos”, expresó.

NO HAY MEJORAS SIN INVERSIÓN

Entre tanto, la representante del Colegio Médico de La Paz, Rosario Ruiz, aseguró que los prestadores de servicios en salud y pacientes, ambos desde sus propias necesidades, vienen pidiendo desde hace 12 años mejoras reales en el sistema de salud debido a que las condiciones siempre fueron malas y con el tiempo fueron empeorando.

“Las autoridades señalan que habido inversión en salud pero no las hemos visto, estas no se notan seguimos en las mismas condiciones”, lamentó Ruiz.

En el servicio de seguridad social, al igual que el público, existe escasez de recursos humanos, los insumos son limitados, las infraestructuras continúan siendo las mismas por más 50 décadas a pesar del crecimiento poblacional y el aumento en las cotizaciones.

Ruiz afirmó que para lograr una mejora significativa, el trabajo debe empezar en el Ministerio de Salud, iniciar una tarea en equipo. “Nosotros reclamamos simplemente lo que no tenemos, el Gobierno es el que debería encontrar las soluciones a estos problemas que se vienen arrastrando hace muchos años”, planteó.

RECLAMOS DE PACIENTES

Patricia Rodríguez una paciente de 58 años que esperaba atención en el Hospital Obrero, lamentablemente se vio afectada por fallas que afectan el derecho a la salud precautelado en la Constitución Política del Estado (CPE), “pero nadie se “ inmuta ante el dolor de los pacientes” manifestó molesta.

“Siempre hay que esperar largas horas, siempre está lleno. Esto no es por el paro médico, siempre es así, estamos cansados de esta situación que es una forma maltrato que les parece natural”, criticó la paciente.

En opinión Manuel Cacarés, también paciente de ese nosocomio, lamentó las condiciones de hacinamiento hospitalario. “Tenemos que esperar a que un paciente desocupe una cama para que nos atiendan. En este momento no hay espacio en la Unidad de Emergencias, aunque hubieran mil médicos atendiéndonos igual no tendríamos cama y la espera es la misa”, se quejó.

Con relación al conflicto entre el gobierno y los médicos, que derivó en la paralización de los servicios e incertidumbre acerca de la atención, o no, durante la semana entrante, familiares y pacientes expresaron su malestar por no saber con claridad saber cuándo serán atendidos.

Nicolás Fernandéz, paciente de la tercera edad, lamentó que la postergación de cirugías y estudios ya propgramados afectan sólo a los pacientes. “Mientras tanto nuestra salud se deteriora más y ese aspecto qué autoridad toma en cuenta”, expresó.


---------*---------
Scroll to Top