Piñera nombra canciller a humanista con perfil más contemporizador que Moreno y Muñoz

El presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, designó el martes canciller a un escritor y académico, Roberto Ampuero, dueño, en principio, de un perfil más contemporizador que sus antecesores Alfredo Moreno (2010-14)y Heraldo Muñoz, que dejará sus funciones el 11 de marzo que viene cuando asuma el nuevo gobierno de La Moneda.

    También  ex embajador de Chile en México durante el primer gobierno de Piñera y ministro presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Ampuero , enfrentará el último tramo del juicio marítimo instaurado por Bolivia en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, instaurado en 2013.

    Piñera mandó a la cartera de Desarrollo Social al empresario Moreno que fuera ministro de Relaciones Exteriores en su primera administración (2010-14).

    Con Moreno al frente de Carreras en el lapso 2010 y 2014, la relación con Bolivia cayó en picada. Tras no obtener que Chile traslade a un papel documento los acuerdos verbales que manejaban los presidentes Piñera y Evo Morales hasta enero de 2011, Bolivia anunció en marzo de ese aó su decisión de llevar a Chile a los estrados de la CIJ.

    Lo poco que quedaba del entendimiento boliviano chileno durante el primer gobierno de la presidente Michelle Bachelet (2006-2010), el aún canciller Muñoz mandó al tacho.

    A Ampuero reemplazará Muñoz en Carreras.

    Apenas asumir funciones, Ampuero afrontará los alegatos orales de dos semanas, entre los días 19 y 28 de marzo, de Chile y Bolivia en La Haya y hacia setiembre, octubre o noviembre, el fallo de la CIJ.

    Antes de dar a conocer la conformación de su gabinete de ministros, Piñera ratificó el lunes a las cabezas equipo que defiende a Chile de Bolivia en la CIJ. Se trata del agente Claudio Grossman y el coagente Alfonso Silva.

   "Creemos que es muy importante que Chile hable con una sola voz, y esto debemos tenerlo claro. Chile al defender su soberanía, al defender sus fronteras en las Cortes tiene que hablar con una sola voz", enfatizó Ampuero.

    En un su mensaje informe a la nación boliviana, el lunes, Morales  dijo que "es tiempo de que Bolivia y Chile sanen sus viejas heridas, en alusión a la llamada guerra del Pacífico, y reafirmó su optimismo en un fallo de la CIJ contribuya a la paz e integración de dos pueblos enfrentados por un conflicto marítimo desde finales del siglo XIX.

     "Abrigamos la certeza que este año recibiremos una decisión favorable en la Corte Internacional de Justicia en la causa marítima, la causa que nuestro Gobierno llevó hasta un fuero internacional, no como un acto hostil ni de provocación; más bien, como un reconocimiento a la importancia de la solución pacífica y a la justicia", afirmó.
Cc/               ABI


---------*---------
Scroll to Top