Paro de trabajadores en salud provocó molestia de pacientes

Paro de salubristas provoca molestias en decenas de pacientes que llegaron hasta el lugar para recibir atención médica.

El paro de los trabajadores en salud del hospital Viedma generó molestias en decenas de pacientes que llegaron hasta el lugar para recibir atención médica. Los movilizados reclaman por los abusos y maltratos por parte de la directora de este nosocomio.

“No puedo entender lo que está pasando, veo que están protestando, pero yo desde bien lejos he venido y ahora no hay médicos que me atiendan. Mi mujer está esperando y todo es en vano”, lamentó una persona debía programar una cirugía.

La medida de presión fue asumida porque los trabajadores aseguran que en reiteradas oportunidades sufrieron abusos y maltratos, por parte de la directora de este nosocomio, Daysi Rocabado.

“Es una autoridad que ha incurrido en discriminación y acoso laboral permanente a los trabajadores. No vamos a permitir más humillaciones, estamos viviendo días muy difíciles, se vulneran nuestras vacaciones, no hay ítems para nosotros, no hay equipamiento ni insumos y a todo esto se suma la actitud prepotente de esta doctora”, dijo José Gonzales, secretario general de la Federación de Trabajadores en Salud de Cochabamba.

Cerca de las 10.00, los manifestantes realizaron una marcha por los ambientes del hospital y con gritos pidieron la renuncia de Rocabado. Llegaron hasta las oficinas de la dirección del hospital y amenazaron con radicalizar sus medidas de presión.

Pidieron también que una comisión del Control Social y el defensor del Pueblo, David Tezanos, realicen una inspección a este centro de salud de tercer nivel para verificar “todas las irregularidades que se viven día a día”.

En respuesta a lo acontecido, la directora del Viedma señaló que los únicos afectados con esta medida de presión son los pacientes que hoy acudieron y no lograron ser atendidos en sus dolencias.

Aseguró que la molestia en los trabajadores se debe al cierre de muchas puertas de este nosocomio, las cuales eran presuntamente aprovechadas para salir en horarios de trabajo.

“Son las mismas personas de todos los años, no hay un solo director del Viedma que se haya librado de estas situaciones contraproducentes. No pueden abandonar sus tareas, muchos aprovechaban las puertas para salirse, no cumplir su trabajo y esto provocó molestia en ellos”, afirmó la directora.

Rocabado dijo que su misión es mejorar las condiciones del hospital Viedma por lo que no abandonará su cargo. “En un año y medio hemos logrado cosas sumamente importantes. Vamos a seguir trabajando”.

En el hospital solo se dio atención en la unidad de Enfermería y en Emergencias. El resto de las ventanillas se encontraban cerradas y decenas de pacientes continuaban a la espera de ser atendidos en algún momento.

Entretanto, el gobernador, Iván Canelas, ratificó su confianza en Rocabado y aseguró que permanecerá en el cargo. Por su parte, los trabajadores en salud anunciaron que si no se cumplen sus demandas, iniciarán una huelga de hambre la primera semana de octubre.


---------*---------
Scroll to Top