Paralizaron labores de rescate e iniciaron medidas preventivas

 

El comandante departamental de la Policía en Potosí, Vladimir Quiroz, informó que se detuvieron momentáneamente las labores de rescate de los obreros que fueron sepultados por miles de toneladas de tierra en el Cerro Rico de Potosí, el pasado 20 de septiembre, e iniciaron las acciones preventivas para evitar nuevos desastres en el sector.

Con esta finalidad se determinó que es necesario un nuevo estudio geotécnico. “Hay mucha maquinaria que requiere mantenimiento, se trabajó dos semanas continuas, obviamente requieren ajustes”, sostuvo.

Para la ejecución de este trabajo se dispuso hacer un alto a las labores de rescate, a fin de evaluar si van a continuar los trabajos o si se tomarán otras estrategias, en los sectores de mayor riesgo.

Luego de que los dos trabajadores quedaron sepultados por miles de toneladas de tierra mientras trabajaban en la mina Relámpago, ubicada en las faldas del Cerro Rico, se implementaron varias estrategias, pero sin resultados positivos, debido a que el lugar reviste de mucha inestabilidad geológica.

El ministro de Minería, César Navarro, informó en días pasados que se desplazó equipo y maquinaria hasta el lugar, y que se ha avanzado cerca de 80 metros sacando carga. Pero, señaló que al llegar al sector no se encontraron los cuerpos, por lo que ahora se debe sacar mayor cantidad de carga y reviste de mayor riesgo, debido a que es un suelo inestable.

En el Cerro Rico aún persisten unas 300 minas que funcionan desde la época colonial. El pasado 20 de septiembre dos obreros fueron sepultados por el hundimiento del cerro.

El lamentable hecho desató nuevamente el debate sobre la cantidad de cooperativas mineras que continúan operado en el macizo rocoso, pese al riesgo que dicha actividad representa.

La búsqueda de los hermanos Ever y Willy Choque, de 19 y 23 años, que cayeron en un hundimiento en el Cerro Rico de Potosí, luego de un paréntesis, fue retomada la segunda quincena de octubre, por los técnicos de maquinaria pesada y personal de apoyo que extraen carga a la altura de la mina Relámpago.

El presidente de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras (Fedecomin), Sandro Lugo, confirmó que en días pasados el personal técnico se encargó de desgastar el talúd del hundimiento, destruyendo las casuchas que se hallaban en la parte alta ya que se corría el riesgo de que se desplomen.

El trabajo de desgaste del talúd eliminó el riesgo que tenían los equipos pesados de ser atrapados por la carga que corría el riesgo de deslizarse de uno de los laterales del cráter que se formó tras el hundimiento.

El haber logrado las condiciones de seguridad como la eliminación de las construcciones superiores y conseguir una inclinación mayor del talud permite retomar la extracción de carga del punto central del hundimiento.

La semana pasada, se informó que debido a los elementos encontrados en medio de la carga, como una pala y el madero que los dos jóvenes usaban para cargar el mineral cuando ocurrió el siniestro, hace pensar que los cuerpos se encuentren, aproximadamente, a 20 metros.


---------*---------
Scroll to Top