Otra cara de la Ceja nocturna

Hombre es rescatado a punto de ser linchado por los vecinos que lo atraparon en el intento de robar en un domicilio.

En la avenida Jorge Carrasco ubicada en plena Ceja de El Alto, dos hombres en estado de ebriedad estaban a punto de enfrentarse, en el momento en que llegó, a tiempo la patrulla del Comando Regional de la Policía, mientras en la acera y parte de la calzada de esta avenida, la gente salía o ingresaba a las cantinas, discotecas o bares como si fuera la única actividad que debían cumplir. Todo demuestra que a las 00.26 este sector requiere de una presencia policial, sacrificio humano que podría ser adecuadamente atendido, si las autoridades del órgano Ejecutivo determinaran designar mayor cantidad de uniformados destinados a El Alto.

MADRUGADA

Mientras que la Policía impedía que los dos hombres se hicieran daño, entre ellos se acusaban de ser víctima de robo, los demás parroquianos, muchos de ellos jóvenes, buscaba la manera de definir si concluía la noche de consumo de bebidas alcohólicas o buscar algún alimento callejero, como fideo con carne o huevo, que les permitiera un tiempo más de "estabilidad", para poder seguir consumiendo bebidas alcohólicas o llegar a sus domicilios, menos embriagados que cuando salieron de los locales.

Mientras los grupos de seguridad "hombres de negro", de una que otra actividad de expendio de bebidas alcohólicas invitaba a los transeúntes a ingresar a sus negocios, con ademanes que parecía que quisieran arriar ganado, en otros locales, se apostaban en la puerta para evitar que las personas completamente ebrias, ingresarán a dichos locales, porque de seguro que solo ocasionarían más de una riña o enfrentamiento.

COMIDA Y BEBIDA

Los parroquianos, que salen de los locales o transitaban por la Carrasco, no solo son de ambos sexos, sino de diferentes edades, suelen estar acompañados por su pareja sentimental o circunstanciales o en grupos del mismo género o mixtos, pese a las bajas temperaturas que caracterizar a esta ciudad, una chamarra, es el único abrigo que portan quienes aún se encuentran estables, mientras que otras jovencitas, pueden traer los brazos descubiertos de prendas de vestir o ropa mucho más ligera.

La avenida Jorge Carrasco entre la calle dos y tres, demuestra no solo que los locales, funcionan en su totalidad, sino que este tipo de viviendas que ocupan tres o cinco pisos, el 90% de ellos están acondicionados y habilitados, solo para el expendio de bebidas alcohólicas o para el consumo de algún tipo de alimento al paso.

En esta avenida el tráfico vehicular es intenso, que puede generar permanentes congestionamientos, donde el transporte público, busca su clientela, al igual que las comerciantes de alimentos.

“HOMBRES DE NEGRO”

Los puestos de comida se instalan de forma improvisada, en kioscos o en la acera, con pequeñas banquetas de plástico y una mesa a no más de un metro de distancia del suelo, donde se instalada las ollas todas ellas envueltas en frazadas y telas de saquillo blanco, característico para mantener la comida a una adecuada temperatura, la misma que es ofrecida a los ciudadanos nocturnos.

Mientras algunos grupos o parejas buscan terminar la noche al salir de los locales, con una charla en grupo, comiendo o buscando donde trasladarse, los "hombres de negro" que se encuentran en la puerta de algunos locales, son quienes observan todo, pero no representan ninguna garantía para la seguridad de la ciudadanía, porque solo cuidan la puerta de los locales nocturnos, donde son empleados.

Mientras que la presencia de efectivos policiales, como la UTOP, Delta o los patrullajes a pie de otros funcionarios policiales de los dos regimientos de El Alto, quienes portan chalecos luminosos, son la única garantía de seguridad para las personas que eligen por el consumo de bebidas alcohólicas, en una avenida que después de las 03.00 debe despejarse y evitar la presencia de consumidores de bebidas alcohólicas en espacios públicos, como exige la Ley 259 de expendio de bebidas alcohólicas.

La otra cara de la Ceja, en las noches de fin de semana, no puede ser descuidada por la presencia policial, única institución que es vista en las calles por la población que busca una noche de diversión nocturna y consumo de bebidas alcohólicas, con el riesgo de perder el control de las acciones o la vida.


---------*---------
Scroll to Top