ONU: Bolivia pide a los Estados cumplir con el Tratado de Ottawa

El embajador boliviano ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, pidió el martes a los Estados cumplir con el "Tratado de Ottawa", que establece la destrucción de minas antipersonales y otros explosivos.

    "Hacemos un llamado a que todos los Estados parte cumplan y sigan cumpliendo con sus compromisos establecidos por el Tratado (de Ottawa)", exhortó durante su intervención en el Consejo de Seguridad, instancia que preside desde inicios de mes.

    Llorenti recordó que ese tratado fue suscrito por 162 Estados miembros de la ONU e invitó a otras naciones a sumarse a ese acuerdo, para evitar que las minas antipersonales y otros explosivos continúen matando a las personas.

    Informó que hace un par de semanas la representación boliviana presentó un proyecto de resolución, para reconocer la amenaza que representan las minas terrestres, los remanentes explosivos de guerra y los artefactos explosivos improvisados.

    El diplomático boliviano informó que ese documento, que también resaltará la importancia de la acción contra las minas en el mantenimiento de la paz y seguridad internacional, se encuentra en etapa de negociación.

    "Bolivia cree firmemente que esta resolución cuando sea adoptada sentará un precedente positivo", aseguró.

    El Consejo de Seguridad debatió en esta jornada ese tema a petición de Bolivia, para sensibilizar a la comunidad internacional.

    En 1997, la Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersona y sobre su destrucción, conocida como Tratado de Ottawa, fue suscrita en diciembre de 1997 por 162 Estados y entró en vigor en marzo de 1999.

    Ese tratado obligaba a los Estados firmantes a destruir sus arsenales en un plazo de cuatro años desde la entrada en vigor del acuerdo.

    El gobierno boliviano, actualmente, pone celosa vigilancia al cumplimiento de ese convenio y el desminado definitivo de la frontera en común con Chile, país que se comprometió a cumplir con ese objetivo hasta 2020.

    Chile sembró minas antipersona y antitanques en la frontera con Argentina, Perú y Bolivia durante la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990).

    Bolivia y Chile comparten una frontera de 975 kilómetros lineales. Carecen de relaciones desde 1978 y están en litigio desde 2013 en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) a causa de un centenario diferendo marítimo.
vic/ma                      ABI

 


---------*---------
Scroll to Top