Tweet

El Gobierno garantiza que el socialismo no quitará bienes

25 de Enero de 2010, 05:14


La Paz - Bolivia.- El Gobierno garantiza que el socialismo no expropiará bienes particulares. El nuevo boliviano estará marcado por las formas productivas de los pueblos indígenas y será conocido como el modelo social comunitario.


El socialismo boliviano además será pluralista, democrático y descolonizado. Los pilares serán la distribución de tierras y la propiedad social de los recursos naturales.


El director del Sistema Nacional de Administración de la Gestión Pública, Raúl Prada, explicó que en el proyecto socialista boliviano, “el nuevo sistema de desarrollo que vendrá a reemplazar al neoliberalismo”, está garantizado el respeto a la propiedad privada porque no seguirá las pautas de las revoluciones socialistas del siglo XX.


“El nuevo paradigma ya no implica una expropiación de los medios de producción, sino una recuperación de las formas comunitarias, en este sentido, el socialismo al que transitamos es pluralista y radicaliza la democracia”.


Según Prada, el proyecto del Gobierno se basa en la crítica al capitalismo hecha por los pensadores alemanes Carlos Marx y Federico Engels en el siglo XIX. “Seremos socialistas en tanto nos basamos en la lucha contra la explotación de la fuerza de trabajo. El socialismo busca recoger la igualación de las condiciones de posibilidad de los grupos, colectividades e individuos en la sociedad”.


La autoridad gubernamental añadió que en los próximos años corresponderá tomar acciones para generar las condiciones de un contexto socialista en Bolivia.


Sin embargo, aclaró que la instauración del socialismo en el país no será posible hasta que sea un sistema de alcance mundial, según él, el gran error de las revoluciones del siglo XX.


El viernes, durante el acto de investidura, el vicepresidente Álvaro García afirmó que la fórmula boliviana de empoderamiento de las organizaciones sociales ahora es una alternativa para todos los pueblos del planeta.


Prada dijo que uno de los desafíos será la construcción del socialismo en el marco de una economía mundial capitalista. “Se trata de que el ordenamiento global no destruya la sociedad, lo comunitario y la naturaleza en la explotación de los recursos naturales”.


El ministro de Autonomías, Carlos Romero, declaró a La Prensa que la descentralización en Bolivia será compatible con un nuevo modelo y que los gobiernos autónomos permitirán la materialización del socialismo.


“La autonomía es un modelo organizativo que es funcional a cualquier sistema de desarrollo como el socialista. El socialismo en Bolivia pasa por la materialización del Estado Plurinacional que busca la incorporación de los actores colectivos y la igualación de derechos entre bolivianos y bolivianas. Y el Estado Plurinacional se viabiliza a través del régimen descentralizado”.


El analista Julio Alvarado sostuvo que no existen las condiciones objetivas para la instauración de un régimen socialista en el país.


El sociólogo Pablo Mamani comentó que el socialismo comunitario del Gobierno debe tomar en cuenta las economías ancestrales.


El modelo cuba no será imitado


El director del Sistema Nacional de Administración de la Gestión Pública, Raúl Prada, aseveró que el socialismo boliviano no seguirá el modelo cubano ni el modelo venezolano; mucho menos el socialismo real de los países de la ex órbita soviética en el siglo XX.


En diálogo con este medio, la autoridad gubernamental explicó que el proyecto de transformación social está fundado en una lectura de la realidad territorial y política del país y no de los modelos socialistas desarrollados hasta la fecha.


“La recuperación de las ideas de los socialistas originarios se combinará con nuestra visión pluralista y con una fuerte participación de la sociedad. El socialismo boliviano recoge una larga experiencia de proyectos socialistas tratando de evitar los errores que se han cometido”.


Prada explicó que el modelo cubano fue un “socialismo de subsistencia” para sobrevivir a las duras condiciones que atraviesa y que ésa no es la realidad que este momento vive el país.


Agregó que tampoco hay una relación directa con el socialismo real, porque atenderá a las diversas formas de producción que cohabitan en la formación social boliviana, mientras que los países de Europa del este optaron por un sistema de control estatal que produjo “una burocracia espantosa”.


La Venezuela de Hugo Chávez también anunció, hace más de cinco años, su tránsito al nuevo modelo y aplica el llamado Socialismo del Siglo XXI. El Gobierno dice que no usará este sistema.


Oposición reclama frenar la pobreza


La oposición reclama que el Gobierno atienda los problemas estructurales del país, como la pobreza y la crisis económica, en lugar de anunciar el tránsito hacia el socialismo. Vaticina que la implementación de ese modelo traerá violencia en algunas regiones del país que no querrán cambiarse al modelo social comunitario.


El secretario general de Unidad Nacional, Jaime Navarro, pidió al Ejecutivo multiplicar los recursos en el país y solucionar el desempleo.


“En lo primero que deberían pensar es en generar riqueza, producción y luego pensar en el socialismo. Porque si no, qué van a distribuir bajo el nuevo modelo, ¿pobreza? Su desafío es pasar del simbolismo a la gestión de lo real. Ya ha pasado la fiesta, ya lo coronaron al Presidente, ahora es produciendo, haciendo gestión”.


Navarro comentó que el vicepresidente Álvaro García Linera sigue en la “nostalgia revolucionaria cubana”, siendo que, según él, la implementación del socialismo en ese país fracasó hace mucho tiempo.


El dirigente de Convergencia Nacional Érick Fajardo explicó que una transición hacia el socialismo traerá violencia, pues nunca ha habido un cambio de modelo societal sin el componente del enfrentamiento. “El paso a otro modelo no es un proceso exento de violencia. No hay procesos que den cuenta de esto. Es de temer que contraiga violencia. El socialismo es un modelo no viable”.


Santa Cruz pide sector privado


El secretario de Autonomía de la Prefectura de Santa Cruz, Carlos Dabdoub, afirmó que su departamento defenderá el “modelo cruceño” basado en la economía de iniciativas privadas y cooperativas, ante el anuncio del Gobierno de llevar a Bolivia al socialismo.


“El éxito del modelo de


desarrollo cruceño, a diferencia de otros departamentos, es porque se ha basado principalmente en la economía privada, en el movimiento que existe del sector empresarial y el apoyo del Estado, en este caso gracias a las regalías que conseguimos en 1958. Dejarlo todo por ese carácter socialista nos va a traer perjuicios. Santa Cruz está orgullosa de su exitoso modelo de desarrollo y lo defenderá porque ha comprobado, con resultados, que es viable”.


Dabdoub, al igual que los partidos opositores Unidad Nacional y Convergencia Nacional, calificó la instauración de un modelo socialista como “inviable”. “Ellos saben que no pueden construir el socialismo, yo no se las creo, es otro eslogan de impacto mediático para que los medios de comunicación se ocupen del tema”.


El vocero del partido de Manfred Reyes Villa, Érick Fajardo, afirmó que hay que temer a la transición porque sectores como Santa Cruz resistirán el cambio.


“Pienso que el modelo cruceño, por ejemplo, que ha nacido en el marco de una acumulación de capital, ha resultado exitoso. Obviamente, Santa Cruz será más propensa a una experiencia de resistencia a un modelo socialista”.


Para destacar


El Vicepresidente, durante el acto de investidura, anunció que Bolivia transitará rumbo al socialismo.


Para ello, el Gobierno tomará acciones vinculadas con los derechos y oportunidades de los ciudadanos.


La explotación de la fuerza de trabajo será una de las realidades que el Ejecutivo pretende transformar.


García Linera se declaró bolchevique, el partido que encabezó la revolución socialista en Rusia (1917).


La nueva Constitución, según el Gobierno, sienta las bases para la construcción del socialismo en Bolivia.


El socialismo comunitario se fundará en las formas productivas ancestrales y actuales de los pueblos indígenas.


Opiniones


“No es viable. Si uno toma el socialismo teóricamente, como han planteado los clásicos del socialismo, como una sociedad que se construye sobre un capitalismo desarrollado, no es posible. Ése es el planteamiento que hace Carlos Marx en 1848, la sociedad socialista se construye después de que esa sociedad transitó una etapa de fuerte capitalismo, no una realidad capitalista atrasada y semifeudal como el caso boliviano. Por lo tanto, plantearse construir una sociedad socialista con 60 por ciento de pobres es no pisar la realidad. Primero tenemos que atacar el tema de la pobreza, dar alimentos a toda la población. Cuando concluyamos las tareas vitales y fundamentales construyamos el socialismo. El Estado no va a poder suplir las falencias estructurales del desarrollo del capitalismo en Bolivia.


Julio Alvarado / Analista económico


“En principio no se entiende bien el concepto de socialismo comunitario. Si ésta es la perspectiva de algún socialismo tipo cubano, es altamente cuestionable. En Bolivia tenemos elementos culturales propios que requieren otro tipo de modelo de sociedad. En ese sentido, yo no entiendo, no es un concepto claro. No creo que sea el denominado socialismo del siglo XXI, ése no serviría. Si hablamos de un nuevo modelo social, que reemplace al modelo neocolonial, tiene que ser con nuestras formas productivas, con valores, con nuestras culturas y sistemas económicos tradicionales. La experiencia de producción en Bolivia y en el mundo indígena ha sido extraordinaria. Estos tipos de economías de subsistencia han existido en la historia y han sido parte sustancial de la República.


Pablo Mamani / Sociólogo
La Prensa


 

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...